domingo, 11 de diciembre de 2016

Gemidos en la oscuridad (1980) de Danny Steinmann



La prota, Jennifer Fast (Barbara Bach)
Un discretísimo film de terror ochentero, bastante desconocido a pesar de que resulta de lo más interesante. ''Gemidos en la oscuridad'' (título más parecido a una peli porno) que así se bautizó en España, aunque en vídeo se editó como ''El invisible'', mezcla el cine de suspense más clásico (se notan ciertos ramalazos de ''Psicosis'') con el slasher (sin llegar a serlo en profundidad) que estaba despuntando en ese momento. Dirige Danny Steinmann, todo un director de culto en los ochenta, el cual nos regaló dos joyitas, además de la que nos ocupa, ''Calles salvajes'' y la defenestrada, aunque para mí espléndida ''Viernes 13, parte 5. Un nuevo comienzo''. Steinmann venía de hacer una film porno en 1973, y ésta supuso su primera película, digamos profesional, aunque debido a ciertos problemas (no he encontrado mucha información del tema) no acabó de filmarla en su totalidad y apareció acreditado como Peter Foleg. 

Un afitrión muy fisgón

Hay algo peligroso en el sótano
He leído por ahí quien ha señalado en cierto comentarios, que Steinmann, a pesar de su corta trayectoria profesional, desarrolló un estilo bastante característico dentro del cine de serie B, y es cierto, se nota que tenía energía filmando, y era capaz de elaborar un buen trabajo escénico lo suficientemente potente (a pesar de medios precarios y argumentos manidos o un tanto previsibles). ''Gemidos en la oscuridad'' nos cuenta como tres amigas, reporteras de televisión (al estilo ''ángeles de Charlie'') viajan hasta un pueblo de la América Profunda, para realizar, pues un reportaje. Allí se ven casi obligadas a refugiarse en el caserón de un pueblerino que parece ser muy amable, quien vive con su hermana, una mujer atormentada y retraída. Dentro de la casa, las pobres mujeres comenzarán a ser acechadas por una amenazadora presencia, ¿qué ocultan sus anfitriones en el sótano de la casa? La película empieza lenta, durante la media hora inicial, el ritmo es un tanto parado y no parece que vaya a arrancar en condiciones la acción, pero la cosa acaba cambiando y todo comienza a ir in crescendo

¿Qué se cuece entre los muros de la casa?

Nuestra prota pasará un malísimo momento
La película va de menos a más, hasta un final que si bien, puede ser previsible, está gratamente conseguido, con una atmósfera aterradora y opresiva y una historia grotesca y truculenta a partes iguales. La verdad que en cierto sentido, me sorprendió, es una peliculilla de la que me esperaba poco y me dejó un grato sabor de boca. El film gana más en su parte de misterio y terror psicológico que en su vertiente slasher, las muertes son muy lights y sangre apenas hay, pero tampoco lo necesita, resulta igual de tenebrosa sin necesidad de ser muy gráfica. La fotografía es muy buena, el guión aunque simple es efectivo, la escenografía es escepcional y el trabajo actoral también enormemente correcto; destaca la guapa Barbara Bach (chica Bond en ''La espía que me amó'' y mujer del ex-Beatle Ringo Starr), como una especie de sufrida ''final girl'' de turno. No desvelo nada más acerca del misterio que oculta su trama, sin lugar a dudas la considero una peli de auténtico culto, muy recomendable.

''Un besito, guapa''

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada