domingo, 27 de noviembre de 2016

Las orgías de la locura (1973) de Freddie Francis



Los doctores Tremayne (Donald
Pleasence) y Nicholas (Jack Hawkins)
En plena moda de las pelis de episodios, en general llevadas a cabo por la productora británica Amicus, apareció esta modesta peliculilla británica que, sin ser de la Amicus, mantiene el estilo de los trabajos llevados a cabo por ésta. Dirige Freddie Francis, el cual había estado tras las cámaras en varias producciones de la Amicus como ''Doctor Terror'' o ''Condenados de ultratumba'', por lo tanto es normal que ''Las orgías de la locura'' pase por una más de la colección antologías made in Amicus. Pues bueno, este film está compuesto por cuatro historias, y como es habitual, todas unidas por un hilo conductor que se acabará desentramando al final del todo. La película se desarrolla en un manicomio, en la que un psiquiatra (Donald Pleasence, el eterno enemigo de Michael Myers en ''Halloween'') recibe la visita de un colega suyo de profesión (Jack Hawkins, visto en ''Ben Hur'') y le enseñará los cuatro casos de cuatro pacientes un poco especiales, cada uno de ellos protagonistas de las respectivas historias que compondran el resto del metraje. 

Cuatro pacientes muy especiales

La primera de ellas nos presenta a un niño que tiene un amigo imaginario muy peculiar, en tigre invisible. La obsesión del pequeño por la existencia de dicho animal, hará que sus padres se preocupen muy seriamente, llevándose finalmente una inesperada sorpresa. 

Esperando al amiguito imaginario

La segunda historia cuenta con la presencia de la giallistica Suzy Kendall (vista en ''El pájaro de las plumas de cristal'' o ''Torso, violencia carnal'') y trata sobre un joven que viaja a la época victoriana subiéndose en una bicicleta propiedad de una tía suya fallecida, siendo poseído por el espíritu de un antepasado suyo que vivió en dicha época, y claro, las consecuencias serán más bien malas. 

La bicicleta mágica

En la tercera aparece Joan Collins (reconocida por siempre como la sexy y mala malísima de ''Dinastía'') y nos cuenta como ella interpreta a la mujer de un tipo, el cual lleva un día a casa un pedazo de tronco, al que llama Mel. Este tronco parece representar una mujer y el hombre se empieza a sentir irremediablemente atraído por él. Pero eso no es todo, el tronco parece tener vida propia. 

¡Cuidado con este arbolito!

En la última sale la antigua musa de Hitchcock y prota de ''Vértigo'', Kim Novak, la cual contrata una especie de almuerzo polinesio, para un evento social. La sorpresa que no se espera es la clase de comida que se servirá en dicho almuerzo, sería conveniente que los invitados fuesen caníbales. 

¿Preparada para el festín?

En resumidas cuentas, la peli no es algo magistral ni excepcional, desde luego, pero no está mal, tampoco es peor que otras propiamente dicho de la Amicus, incluso es mejor que alguna de esta productora, en mi opinión, como ''El jardín de las torturas'' (para mí la peor de las pelis de episodios realizadas entre los sesenta y setenta). No tiene una realización brillante ni las historias destacan especialmente por sus laboriosos argumentos, pero es entretenida y en líneas generales cumple con la labor de saciar a todo aquél a quien le mole la temática de pelis de antologías. 

¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada