miércoles, 9 de noviembre de 2016

Cut (2000) de Kimble Rendall



La mismísima Kylie Minogue interpreta a una directora
de cine de terror, en los 5 minutos escasos en los que aparece
Desconocida y divertida película australiana que, a pesar de lo malilla que es, llegó incluso a estrenarse en cines (recuerdo haber visto su cartel promocional y todo), claramente para aprovecharse del tirón comercial que estaban teniendo los slashers adolescentes gracias a ''Scream'' o ''Sé lo que hicisteis el último verano'', estilo que obviamente intenta imitar. ''Cut'', no nos engañemos, es una peli bastante cutre, pero uno puede pasarlo verdaderamente en grande con su visionado. Se nos plantea una historia que, la verdad, a mí me gustó, la existencia de un asesino sobrenatural que vive a través del celuloide. Sí, y es que el killer de turno aparece en una película ficticia que los protagonistas están rodando, una especie de Freddy Krueger enmascarado que cobra vida a través de las lentes de la cámara que lo filman y sus víctimas, son precisamente los miembros del equipo técnico que están desarrollando dicho trabajo cinematográfico, incluida la actriz principal (interpretada por la ochentera Molly Ringwald, entrañable prota de ''16 velas'' o ''El club de los cinco''). 

El asesino está listo para matar

¡Silencio, se rueda!
Y si bien, esa idead del cine dentro del cine (que tan buenos resultados suele dar en otras ocasiones) es bastante interesante, lógicamente viendo el film, no se puede decir lo mismo de su realización, la cual es patatera, muy de telefilm, torpe y visualmente precaria. Si bien, el truco para disfrutar de ''Cut'' es no tomársela en serio y divertirse por lo bufonesca que resulta, aunque con casi toda seguridad ésa no era la intención de sus realizadores, seguro que pretendían hacer algo serio aunque les quedase una comedia un tanto involuntaria. Por cierto, sale Kylie Minogue (¡curioso!), y a pesar de que la cantante sale acreditada como una de las actrices principales sólo aparece durante cinco minutos al principio de la peli, siendo asesinada por el killer de turno. Con casi toda seguridad muchos en su momento, picarían e irían a verla esperando encontrarse algo del estilo ''Scream'', y claro, se llevarían una amplia desilusión. En resumidas cuentas es una película cutrecilla, pura serie B de videoclub, pero para nada pretenciosa y repito, viéndola con ojos despreocupados y con la expectativa de ver algo distraido, podría tener un pase; además el aspecto del asesino mola bastante, posiblemente uno de los poquísimos puntos que se podrían rescatar del film. 

Una Molly Ringwald más madurita contra el asesino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada