martes, 8 de noviembre de 2016

La ragazza del vagone letto (1979) de Ferdinando Baldi



Asalto desprevenido en el tren
Como ya comenté en otras entradas, la sombra de ''La última casa a la izquierda'' fue muy alargada y muchos films copiaron su esquema para generar el denominado subgénero de las rape movies (pelis de violaciones y posteriores venganzas), las cuales fueron un grueso muy importante en el mundillo grindhouse de los setenta. Esta fue otra de tantas y tantas exploitations italianas que copiaron a la peli de Craven y al igual que la anterior ''Violación en el último tren de la noche'' (la cual ya se inspiraba en ''La última casa...'') ésta también se desarrolla en un tren. El film trata simplemente de un trío de maleantes que abordan un tren de pasajeros y empezarán a hacer de las suyas entre éstos. Por supuesto no faltarán un porrón de desnudos femeninos y violaciones en tropel, una de las pasajeras (interpretada por la habitual del terror italiano, Zora Kerova), es violada por dos de los asaltantes a la vez, aunque sinceramente no parece muy descontenta con el altercado.

Resistiéndose a ser violada

Zora Kerova a dos bandas
El film tiene más de erotismo que de otra cosa, y es que el 90% del desarrollo consiste en situaciones que conllevan que los personajes se queden en paños menores y empiecen a restregarse. Una cosa que me fastidia es que en ningún momento en la película se palpa suspense alguno, ni tensión; es más las víctimas de las violaciones parecen encantadas con ello, no hay ese aire malsano que Craven la había impuesto a su enfermiza ópera prima, y como ya dije, las mujeres que acaban despechugadas en pantalla lejos de estar fingiendo ser pulcras damas violadas, se comportan como excitadas amantes con sus supuestos agresores. Por lo tanto tenemos una película con mucho sexo, mucho erotismo, mucho desnudo gratuito, pero cero suspense. El momento de la venganza esperado, se resume a cinco minutos finales, es abrupto y pasa casi desapercibido. Los personajes están mal construidos, ninguno tiene trasfondo y además la acción es lenta y muy aburrida. En definitiva, un vulgar pastiche que sirve de mera escusa para enseñar carnaza y lucrarse un poquito de la moda de las rape movies que tanto lo petaban en el mundillo de la serie B en esa época. Hablando pronto y claro, ¡un mierdón!

Coche cama muy calenturiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada