martes, 22 de noviembre de 2016

Batman forever (1995) de Joel Schumacher



Batman ahora es Val Kilmer
Debo decir de antemano que nunca me gustó esta película. ''Batman forever'' vendría a ser la tercera entrega de ''Batman'', teniéndola en cuenta como la saga iniciada por Tim Burton en 1989, situándose detrás de la genuina ''Batman vuelve'', para mí, esa segunda parte, la mejor y más insuperable peli del hombre murciélago que jamás se ha hecho, una obra maestra de un poderío visual espectacular que sin embargo no cuajó entre los fans del personaje y por ello, los productores decidieron retirar a Burton de las labores de dirección en esta ocasión. Quizás influya que me encantó ''Batman vuelve'', por su ambiente gótico, por su estampa navideña siniestra y por esa oscuridad que Burton le atribuyó a la historia, el hecho de que no trague ''Batman forever'', pero lo cierto es que este film siempre me pareció infumable. Ocupó la silla de director Joel Schumacher, responsable de joyas como ''Jóvenes ocultos'', ''Tiempo de matar'' o ''El cliente'', y se desembolsó la suma de 100 millones de dólares para traer de nuevo a Batman a la gran pantalla, la verdad se nota el despliegue de medios, porque no vamos a negarlo, la peli tiene potencial visual. 

Un par de villanos infumables, Dos Caras (Tommy Lee Jones) y Enigma (Jim Carrey)

Aquí tenemos a Nicole Kidman haciéndose la sexy
Sin embargo ese cambio tan radical de aspecto que le dan a la ciudad de Gotham, nunca me entusiasmó. De pronto Gotham se convierte en una especie de espectáculo carnavalesco, de feria cutre y hortera con luces de neón alumbrando cada esquina y personajes que parecen lisérgicos; por momentos la iluminación tan estrambótica y colorista de la película acaba hasta produciendo dolor de cabeza, la estética de cuento gótico tan preciosa de Burton había sido erradicada, para mí un fatal error -y hablo, repito, desde una perspectiva personal, ya sé que muchos fans de lo que es la estética original de Batman la desprecian, pero siempre la preferiré a este esperpento alucinógeno-. Pero es que ahora viene lo peor; el casting. Michael Keaton también fue sustituido (aunque lo critiquen, para mí siempre será el mejor Bruce Wayne) por Val Kilmer, ¡horror monumental! (no me extraña que en la siguiente película volvieran a cambiarlo, aunque no precisamente para mejor), Kilmer no pega en el papel, es rancio, frío y para nada transmite lo que requeriría el personaje. 
 
Robin (Chris O'Donnell) está a punto de entrar en acción

Me pregunto cómo luciría Gotham ideada por Rob Zombie
La chica de acompañamiento es Nicole Kidman, otro plus de ranciedad, pasar de Kim Basinger y Michelle Pfeiffer a la cara plástico de la Kidman (y eso que todavía no estaba tan desfigurada) para mí fue otro atentado brutal. Pero llegan los malos y tenemos a un insoportable Tommy Lee Jones como Dos Caras, que da bastante pena verlo haciendo el payaso todo el rato y la guinda del pastel, ¡la pesadilla del film!, Jim Carrey. A ver, yo sostengo que Jim Carrey es un gran actor, sobre todo porque ha demostrado que es algo más que un payaso ruidoso y ha hecho papeles dramáticos de gran nivel, pero aquí lo tenemos en su faceta payaso in extremis, y no sólo satura, sino que asquea. Carrey hace de Enigma, y su performance es la de un auténtico histriónico epiléptico, si no fuese por la indumentaria parecería que estamos ante el cansino Ace Ventura, la verdad cuando salía Jim Carrey me daban auténticas ganas de quitar la película. Como acierto; la incoporación de Robin como aliado de Batman y haciendo de él, para mí, el mejor actor del elenco, Chris O'Donnell, además me gustó la forma en la que lo incluyen en la acción y como acaba convirtiéndose en un superhéroe al lado de Batman. 

Drew Barrymore en una de sus breves apariciones

De verdad, ¡qué par de payasos insoportables!
También sale Drew Barrymore, pero la pobre no destaca (no estaba en un momento muy boyante en su carrera, menos mal que luego remontó), aparece como mera villana secundaria que ni pincha ni corta nada en la acción. Con todo, ''Batman forever'' fue un exitazo de taquilla, parece que contentó a los fans del mítico personaje y gracias a ello se contrató de nuevo a Schumacher para la siguiente parte de Batman, ''Batman y Robin'', la cual no sería sólo un disgustazo tremendo para el público en general, sino que marcó la absoluta caída de la trayectoria cinematográfica del hombre murciélago hasta 2005 que Christopher Nolan arrancó su propia franquicia; pero de ello ya hablaré en sus respectivos comentarios. Personalmente, considero ''Batman forever'' un fiasco, una peli con muy pocas virtudes (hay que reconocer que no es aburrida) y bastantes defectos, en especial si se la compara con los films anteriores de Burton (en especial con la obra maestra de ''Batman vuelve''), una secuela patatera e inaguantable.

Robin ya está en primera fila combatiendo el mal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada