lunes, 21 de noviembre de 2016

Invasión (2007) de Oliver Hirschbiegel



''Papá no parece papá''
¡Menudo horror! Y no me refiero al representado en la historia de la película, sino en lo que representa la película en sí como tal. ''Invasión'' es nada más y nada menos que la cuarta versión de la historia de Jack Finney, con la que aterrorizó a medio mundo cuando la publicó allá por los años cincuenta, y que ya había sido llevada al cine en 1956 (''La invasión de los ladrones de cuerpos''), en 1978 (''La invasión de los ultracuerpos'') y en 1993 (''Secuestradores de cuerpos''), cada cual en su época y contexto muy dignas, algunas más merecedoras de un auténtico apelativo de clásico indiscutible de la ciencia ficción. Pues bien, aquí han decidido tirar la casa por la ventana, para realizar un nuevo remake a lo grande, con un presupuestazo de 80 millones de dólares que fueron directamente casi desechados arrojados por un retrete. ¿Por qué Hollywood emplea sumas tan enormes para hacer bazofias tan grandes? Eso sí es un misterio. A la cabeza de la dirección está el alemán Oliver Hirschbiegel (responsable de las más que loables ''El experimento'' y ''El hundimiento'') en un mojón claramente hecho por encargo y que lejos de abrirle las puertas de Hollywood, se las cerró a canto. 

La transformación ha comenzado

Nicole Kidman es la idónea para hacer de alguien frío y sin alma
¿Por qué es tan mala ''Invasión''? Básicamente porque es una película sin alma, como los propios invasores (incluso con menos garbo que éstos), mientras sus anteriores versiones provocaban inquietud con extrema facilidad, aquí no ocurre ni un atisbo de lo mismo. La peli es mecánica y fría, se excede en querer ser tan políticamente correcta y tan light, que se muestra cobarde; si con anterioridad en las otras versiones se jugaba a la dualidad de mostrar a los invasores como una analogía del comunismo (trasfondo de crítica social) y su devastador efecto en la sociedad, aquí no hay ni rastro de esa inquietud. Visualmente, estamos de acuerdo, está muy correctamente realizada, pero sigue el problema, su guión es una basura, está el esquema de la historia original pero falta su esencia. Después, para colmo tenemos como protagonistas a una Nicole Kidman, ya destrozada por el bótox, que es el colmo de la inexpresividad, que no cuela para nada como el personaje atormentado y aterrado que debería de representar, y a un Daniel Craig que no hace más que salir cinco minutos y no tiene gran trascendencia. 
 
No se acaba de saber muy bien qué hace Daniel Craig aquí

Veronica Cartwright, vista en la versión
''La invasión de los ultracuerpos'' de 1978
La peli encima, es aburrida, larga en exceso, carece de acción, de ritmo ágil y lo peor de todo, viene destrozada por un final diferente que en su afán por resultar, excesivamente correctito, atenta contra el espíritu de la historia concebida originalmente y plasmada en anteriores versiones cinematográficas. Lo único que me pareció destacable es la aparición de Veronica Cartwright, la cual ya había hecho un papelón del doce en la versión de 1978 y que aquí por lo menos mantiene algo de seriedad entre tanto desvarajuste. En fin, que me pareció una mierda, y con razón se pegó una gran hostia en la taquilla, en Estados Unidos sólo recaudó 15 millones de dólares, así que quedó bien claro que esta ''Invasión'' a todo el mundo le importó una mierda, lamentablemente no es excusa bastante para que muchos productores de mierda hoy en día sigan gastando millonadas en destrozar historias clásicas en su afán por ''remodelarlas'' al panorama actual, en muchas ocasiones, mucho más lánguido que el de hace unos años, concretamente refiriéndome al cine fantástico y de terror (¡lo que hace la escasez de ideas!)

¿Invasores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada