miércoles, 9 de noviembre de 2016

The Loved Ones (2009) de Sean Byrne



''Más vale que vengas conmigo al baile de graduación''
Película australiana que por lo que he podido ver, ha cosechado bastante buenas críticas y ha parecido convencer a un amplio número de personas que le han echado el ojo. ''The Loved Ones'' pretende ser una especie de mezcla entre cine de adolescentes (véase ''10 razones para odiarte'' o algo por el estilo), con torture porn (al estilo ''Hostel'' o ''Saw'', salvando las distancias) y comedia negra, una combinación que a mí personalmente no me pareció del todo acertada, más que nada porque no me pareció divertida en ningún momento y que sus intentos por parecer bufonesca, se ven fallidos en todo momento. La historia trata sobre una joven (Robin McLeavy, que hace un papel excelente) que está bastante loca (¡pero bastante, por no decir loca perdida!) que se obsesiona con el típico guaperas de su instituto (Xavier Samuel) y a todas todas, desea ir con él al baile de graduación. 

¿Que no quieres ir al baile?,...

...seguro que esto sirve como persuasión
Pero el chico no le hace ni puñetero caso y el pobre acabará sufriendo las fatales consecuencias en su propio cuerpo. La pirada esta, con ayuda de su padre, que está todavía peor que ella, secuestra al muchacho y lo retendrá en su casa sometiéndolo a todo tipo de sangrientas torturas. Cuanto más parece ser el rechazo, más intenso y gráfico será el castigo. Básicamente en eso consiste la peli. He leído por ahí que hay quien destaca la originalidad de la propuesta presentada por ''The Loved Ones'' y en parte tiene su razón, la verdad es que no peca de caer en el mismo esquema repetitivo a los que nos tienen acostumbrados los géneros o subgéneros a los que recurre, y se guarda un par de ases bajo la manga, por ejemplo presentándonos un inesperado giro al final bastante sorpresivo y que la rescatan de caer en la monotonía argumental de la que por instantes parece que va a pecar. 

¡Qué parejita tan perfecta!

No obstante, tampoco me parece un film digno de elogiar más de la cuenta, sobre todo por lo hilarante que a veces resulta y sobre todo por lo increíble; es incomprensible como el pobre chaval puede mantenerse tan fresco, consciente y enérgico cuando prácticamente lo han machacado el cuerpo tortura tras tortura, ¡algo bastante demencial! En lo que más falla es en el apartado cómico, sí es cierto que a veces el argumento implica cierta guasa, pero como ya señalé, personalmente es totalmente desacertada en este aspecto, a mí no logró arrancarme ni media sonrisa. La peli es una curiosidad del montón, apta para amantes del gore, su principal atractivo es que dentro del manido torture porn ofrece algo distinto y peculiar. Poco más, está bien realizada y entretiene, suficiente para visualizar y olvidar al poco rato. 

Eso es rotundidad no aceptando negativas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada