martes, 8 de noviembre de 2016

Virus (1999) de John Bruno



Este satélite está a punto de mandar una peligrosa señal
Tras haber sido supervisor de efectos especiales nada más y nada menos que con James Cameron, John Bruno decidió probar suerte en eso de la dirección y aquí tenemos su debut, y su última película. ''Virus'' fue un rotundo fracaso de taquilla, de 75 millones de dólares que costó su realización, solamente recaudó 14 millones en Estados Unidos (30 en total en el resto del mundo), por lo tanto dio pérdidas a montones y por supuesto, puso punto final a la carrera de Bruno como director. A mí la verdad es que ''Virus'' me gustó, no es una excelente película ni nada por el estilo, pero tampoco es una mierda desdeñable. El argumento trata acerca de un grupo de remolcadores de barcos que, tras una tormenta en el océano, se ven obligados a abordar un navío ruso que viene a la deriva.

Jamie Lee Curtis es la oficial Kit Foster

Tecnología alienígena chunga
Aparentemente no hay nadie en su interior por lo que intentarán averiguar qué fue de la tripulación y cuando descubran la terrible verdad, tendrán que pelear por salir vivos de ese infernal lugar. Resulta que una especie de energía inteligente alienígena, ha caído en dicho buque desde el espacio a través de un satélite, a forma de una señal eléctrica y se ha hecho con el control de todo aparatejo tecnológico del navío. Por lo tanto, posee a todas las máquinas del barco y además, fabrica cyborgs asesinos con restos de cadáveres humanos, que acaban quedando a su merced. Desde el punto de vista visual, el film mola, los robots están bien diseñados, tiene efectos especiales muy buenos y además el desarrollo del film es ameno y entretenido. Vale, la historia flojea bastante, en especial a partir de la mitad en adelante, pero sinceramente tampoco me parece tan mala como rezan múltiples críticas que he leído por ahí poniendo a parir al film. También he comprobado que se han echado pestes contra la elección de casting, en este caso no estoy de acuerdo, a la cabeza del reparto está Jamie Lee Curtis, y eso nunca es una mala elección.

¡Cuidado el cyborg puede tener malas pulgas!

Donald Sutherland luce un robótico aspecto
La Curtis demuestra con creces ser toda una heroína y como magna scream queen está más que a altura en su rol de prota sufrida, en esta ocasión como oponente de un porrón de máquinas asesinas. La secundan William Baldwin (que está correcto sin más pretensión), Donald Sutherland (también resultón el tipo, en especial cuando es transformado en un cyborg) y la guapa polaca Joanna Pacula (siempre la recordaré por ser la magna villana en ese nostálgico clásico de terror ochentero, ''El beso''). En definitiva, no es una maravilla, ¡para nada!, es bastante previsible y su guión podría haber sido mejorado de cientos de formas, pero es una peli de ciencia ficción estimable (por lo menos merece el aprobado), mezclado con cine de aventuras marítimas a lo ''Abyss'', con efectos especiales chulos y una trama entretenida. Cine palomitero sin mayores historias, creo que se merecía algo más de consideración.  

El barco infernal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada