martes, 15 de noviembre de 2016

31 (2016) de Rob Zombie



El repugnante y repulsivo Doom-Head (Richard Blake)
Paradójicamente, Rob Zombie se ha convertido en un realizador de auténtico culto y muchas de sus (aberrantes, para mí) obras han cosechado adeptos y críticas bastante positivas dentro de un núcleo mayoritario de espectadores. La verdad, ya lo he dicho en otros comentarios de sus películas que he hecho, me parece un tipo que sabe ambientar perfectamente un film tétrico, y dotarlo de una atmósfera tanto opresiva, como colorista, currada, insana y enfermiza, a la perfección; eso no cabe duda. Sin embargo, desde el punto de vista argumental, todos sus films me han parecido una mierda (inclusive el cochambroso remake de ''Halloween'' que tanto parece haber encantado incluso a muchos fans de la peli original), así que por lo tanto, no me esperaba gran cosa de ésta, su última obrita de marras. 

Los participantes de ''31''

Los sofisticados anfitriones de ''31''
No obstante a la vez, debo reconocer que había algo que me llamaba la antención y es que ''31'' presenta un esquema muy parecido a ese film que adoro de los ochenta que es ''Perseguido'' con Schwarzenegger, un juego de supervivencia (denominado ''31'') en el que un grupo de sujetos debe pelear durante 12 horas contra un puñado de asesinos psicópatas que pretenden hacerlos pedazo, para el divertimento de unos burgueses que lo visualizan como todo un espectáculo orgiástico. Todo está ambientado en una noche de Halloween de 1976, por lo tanto la estética grindhouse (que tanto le mola a Zombie y que retrata constantemente en sus películas) está representada de manera excelente, por lo tanto visualmente me parece todo un acierto y estéticamente también. Así mismo, la peli no escatima en violencia (aunque sí es cierto que tratándose de su autor, me dio la sensación de que resulta un tanto más comedida que otras de sus obras, véase sin ir más lejos ''La casa de los mil cadáveres''), la justa como para que la adrenalina no decaiga. 

El ''circo'' de los horrores

La mujer de Rob Zombie, Sheri Moon, intentando sobrevivir
El film además tomas referencias de otros grandes clásicos, desde ''La matanza de Texas'', a ''Las colinas tienen ojos'' o ''La casa de los horrores'' (amén de la propia ''Perseguido''), a la par de otras pelis del propio Zombie, más que evidentes, lo cual me pareció que iba todo muy bien encajado tanto con el tono de la peli, como con las estética y demás. Lo que no falta para nada, es lenguaje obsceno y vulgar, personajes chabacanos al extremo, frikazos aberrantes (¡madre mía, el asesino vestido con un tutú verde!) y mucho más gusto. En este sentido siempre me ha repugnado el estilo de Rob Zombie, puede perfectamente representar una imagen de la América Profunda tosca y cateta, sin caer en lo más denigrantemente vulgar (¿cuántas veces dirán las palabras ''joder, jodiendo, jodido'' a lo largo de la peli). En el casting veremos actores míticos como Malcom McDowell (recordado prota de ''La naranja mecánica''), la hammeriana Judy Gleeson, la ochentera E. G. Daily, o la mujer del propio Zombie; Sheri Moon (en fin, todos habituales en el cine del realizador); en general cada uno cumple con su respectivo rol.
 
Payasetes con motosierra


Pero, por lo que parece, si hay uno que llamó especialmente la atención, es Richard Brake interpretando a un payaso psicótico que se marca monólogos interminables, pesados y vacíos a lo Tarantino, antes de cargarse a sus víctimas y que la verdad me pareció como personaje, insoportable y repugnante. La historia me moló; la estética me encantó; el guión me pareció al estilo Zombie, una mierdecilla, mal estructurado y especialmente muy mal finalizado; el desenlace es patético, irrisorio, lamentable. Pero con todo, debo decir (y aunque las críticas en esta ocasión no lo amparen) que es la peli de Rob Zombie me más me ha gustado, por lo menos la he aguantado mejor que otros de sus bodrios anteriores, mejor considerados. Me parece curioso que hasta a los adeptos del realizador, parece haberles defraudado este ''31'', no entiendo el porqué.

¿Sobrevivirá alguien al ''31''?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada