martes, 15 de noviembre de 2016

¿Qué le pasa a Helen? (1971) de Curtis Harrington



Las dos protagonistas, Adelle (Debbie
Reynolds) y Helen (Shelley Winters)
Aquí tenemos otro de esos clásicos de ''terror de viejas'' (como se denominó coloquialmente) al estilo de ''¿Qué fue de Baby Jane?'' o ''¿Quién mató a tía Roo?'' (del mismo director que ésta), siguiendo un esquema similar a ésta, colocando como cabeza de cartel a dos ''viejas'' (con respeto y cariño) glorias de Hollywood, protagonizando una auténtica batalla escénica. En este caso tenemos a Shelley Winters y a Debbie Reynolds (recordada prota de ''Cantando bajo la lluvia'' y madre de Carrie Fisher, la mítica princesa Leia de ''La guerra de las galaxias''), haciendo una espléndida performance, ambas dos, en un tenso thriller de suspense muy conveniente y lujosamente ambientado en el Hollywood de los años treinta. La historia trata sobre las madres de dos condenados a muerte, por la muerte de una mujer, a la que asesinaron brutalmente, las cuales, acosadas por los medios deciden cambiar de vida, de identidades y mudarse a Hollywood, la meca del cine. Una de ellas, Adelle (Reynolds), abre una academia de baile y pretende ser la preparadora de múltiples niñitas que pretender ser las nuevas ''Shirley Temple''.

Adelle se siente pletórica en su negocia de maestra de baile


Helen, sin embargo, parece estar enloqueciendo un poquito
Por su parte la otra, Helen (Shelley Winters) comienza a vivir aterrada ante la idea de que alguien las acosa y que quiere matarlas. Según ella, alguien desea hacerles pagar por el asesinato de sus hijos y no cesará de perturbarse ante la idea de que un hombre las acecha y pretende hacerles daño. Será cuando entre ambas empiecen a saltar chispas que irá dificultando esa supuesta amistad que las une. ¿De veras alguien quiere matarlas o es Helen la que se está volviendo loca de remate? La película es, como ya dije, una perfecta muestra de esa especie de subgénero que puso de moda durante la época, ''el terror viejuno'', siendo un excelente thriller, con una atmósfera genuina, interpretaciones excelentes (en especial por parte del dúo femenino protagonista) y una trama envolvente que se deja ver con suprema facilidad. A la peli no le faltan sus buenos giros argumentales, algunos sorpresivos, aunque otros son fáciles de adivinar, aunque no dejan de resultar muy efectivos para construir un guión sólido y bien estructurado. Sin lugar a dudas un clásico del suspense, digno de rememorar; la escenificación del Hollywood añejo de los años treinta es soberbia.

¿Existe un peligro real alrededor de ambas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada