miércoles, 21 de septiembre de 2016

Infierno azul (2016) de Jaume Collet-Serra



La joven prota, Nancy (Blake Lively)
El español Jaume Collet-Serra está petándolo en Hollywood, y no con pocos méritos pues de sobra ha demostrado ser un director tan funcional como efectivo a la hora de brindar buenas dosis de entretenimiento. ''La casa de cera'' y ''La huérfana'' son dos films que me fascinan y con ''Infierno azul'', cierro un triplete magno dentro del terror (cada una desde una vertiente distinta dentro del género). Partiendo de una premisa muy simple, el director nos oferta una hora y media de auténtica tensión sin descanso de principio a fin. Una joven surfista (una correctísima Blake Lively), va a una retirada playa mexicana, pues a practicar surf, ¿a qué sino?, y sin comerlo ni beberlo vivirá una auténtica y agónica pesadilla. Se quedará atrapada y herida a unos metros de la costa (unos pocos metros que parecen miles de kilómetros) en un islote, a merced del acecho de un furioso tiburón que quiere zampársela. 

¡Cuidado amenaza a la vista!

¡Qué peligro cuando suba la marea!
La pobre joven intentará por todos los medios sobrevivir a una auténtica prueba de hierro, pues su fiero adversario no estará dispuesto a dejar escapar a su presa. Bueno, vamos a ver, seguro que los que quieran echarle mierda a un film como ''Infierno blanco'', lo tendrán muy fácil a la hora de achacarle inverosimilitud, y razón no les faltaría del todo, pues el tiburón de marras acaba pareciéndose más a un psycho-killer que actúa por desquite contra sus víctimas que un animal al uso. Así mismo la prota encarnaría a la asustadiza ''final girl'' que ha de desembarazarse de su agresivo atacante, llegando a producirse acontecimientos un tanto surrealistas en el enfrentamiento entre ambos, si llegásemos a tomarla desde el punto de vista cien por cien realista. Pero lo que siempre digo, una película es espectáculo, es entretenimiento y por lo tanto no tiene el porqué ser fiel a lo que vendría a ser la realidad. En su propio y particular homenaje al ''Tiburón'' de Spielberg, Serra nos presenta un ejercicio de adrenalina, poderosamente visual y cargado de suspense. 

¡Hay hambre!

Las escenas en las que el enemigo acuático no se ve, ponen los pelos de punta y la atmósfera ayuda lo suficiente como para que nos acojonemos lo suficiente poniéndonos en el pellejo de la sufrida protagonista. Obviando los detalles más ''sacados de la realidad'' (en especial el tramo final en el que se produce la encarnizada lucha entre la prota humana y el escualo cabrón), la película es genuina a la hora de provocar nerviosismo y por supuesto me parece de lo mejorcito dentro del cine de ''animales asesinos'' que ya hacía un tiempo que o bien escaseaba o asomaba tímidamente como mojón de serie Z de la peor categoría. ''Infierno azul'' me encantó, me inquietó y entretuvo a partes iguales, está cojonudamente realizada y Blake Lively hace un excelente papel, además cargando sobre ella todo el peso del metraje, lo cual es más complicado; por lo tanto es absolutamente recomendable, es un blockbuster de gran categoría. 

Pasándolas bien putas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada