sábado, 17 de septiembre de 2016

Expediente Warren 2, el caso Enfield (2016) de James Wan



Foto real del ''maleficio'' en Enfield de 1977
Bueno, pues era de esperar tras lo exitosa que fue ''Expediente Warren'', que iba a aparecer en breve una secuela (sin tener en cuenta ese mojón de spin off que fue ''Annabelle''). Pues bueno, aquí tenemos de nuevo a la pareja de médiums protagonistas, los Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga), ayudando a una nueva familia que, ¡cómo no!, tiene problemas con su casita encatada de marras. El film se basa en un caso real que resultó la mar de polémico acontecido en Gran Bretaña en 1977 (muy cercado al caso de Amityville, y que suscitó una cobertura medíática similar -por cierto, en este film se le dedica un interesante prólogo que toca de refilón el encantamiento en Amityville-), denominado como el caso Enfield. El suceso real estuvo rodeado de polémica como digo, por las sospechas de que la familia implicada, los Hodgson, estaban realmente cometiendo un fraude y fingieron por completo todo tipo de fenómeno supuestamente paranormal que asoló su vivienda londinense. La verdad es que como el caso me interesó bastante, porque lo conocí mucho antes de la realización de esta película, digamos que este film me llamó un poco la atención, a pesar de que su primera parte me pareció infinitamente sobrevalorada y para nada la maravilla del género que muchos proclamaron, a pesar de su, para mí, inmerecido éxito. 

La familia Hodgson, los damnificados por el encantamiento en Enfield

¡Anda que no hemos visto ya niñas poseídas en el cine!
Y bueno, hay que decir que visualmente James Wan se curra el film, es siniestro, oscuro e inquietante, en eso gana a su antecesora y presenta una presencia demoníaca, la monja diabólica, que gana puntos a la hora de acojonar. Pero veamos, como siempre digo, no se nos presenta nada nuevo bajo el sol, a todo aquél que esté acostumbrado a ver cine de este género, este film le parecerá más de lo mismo, cero sorpresas, sustitos esperados (efectistas algunos de ellos, pero más vistos que el tebeo) y por supuesto muy light, en comparación con clásicos antecesores similares mucho más potentes y resultones. James Wan nos vuelve a ofrecer lo mismo que la anterior película, o que en ''Insidiuos'', el mismo espectáculo repleto de publicidad facilina, ultrarepetitivo. Lógico, porque se ve que engancha al público y llena la taquilla, pero nulo como ejemplo de personalidad creativa y originalidad. A su favor puedo decir que me gustó más que la primera parte, pero no deja de ser un producto de reciclaje barato de una fórmula que si bien parece que no se desgasta, a mí particularmente me cansa, por ello prefiero ahorrarme el ver este tipo de pelis ya en el cine. 

Los Warren intentarán ayudar a la familia

Mucha parafernalia técnica, mucho ruido, pero pocas nueces. Por cierto, el final me parece lamentable, véase como acaba la señora Warren con el supuesto demonio tan ultrapeligroso, y es para echarse a reír o a llorar de vergüenza que da. En fin, a ver qué nuevo refrito se les ocurre para ''Expediente Warren 3''. A propósito, me parece excesiva que para lo que nos cuentan derrochen más de dos horas de metraje, ¡un poquito pesaditos, vamos!

La monjita da mal rollito de verdad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada