lunes, 19 de septiembre de 2016

El desafío americano (1984) de Randal Kleiser



El joven Tim Pearson (C. Thomas Howell)
Una película de adolescentes ochentera, típica de la época, bastante desconocida a pesar de contar en la dirección con Randal Kleiser, quien nos regaló esas joyas inmortales que son ''Grease'' y ''El lago azul'', y contando en el reparto nada más y nada menos que con Jamie Lee Curtis de protagonista, con Patrick Swayze, Jennifer Jason Leigh (en aquel momento no tan populares, sobre todo al primero no tardaría en llegarle el boom con ''Dirty Dancing'' y posteriormente con ''Ghost'') y con la estrella juvenil del momento gracias a ''Rebeldes'' o ''E.T.'', C. Thomas Howell, actor que siempre me encantó y cuya carrera lamentablemente no prosperó más allá de los ochenta. Bueno, la peli no es nada del otro mundo, realmente es la típica historia contada en otros múltiples films por el estilo. Jamie Lee Curtis en una mujer muy echada para alante, como vendría a decirse con un par, la cual regenta un espectáculo de coches de choque, cuyo local en propiedad está al borde de la quiebra. 

El baile de graduación será algo accidentado

Dentro de un ''videoclip''
La ayudará un chavalín (Howell), con el cual tendrá un romance, aunque ella es más madurita que él. Aquí habrá un gran problema amoroso, pues un rudo conductor del espectáculo de coches de choque (Swayze) está coladito por ella y claro, esto ocasionará encontronazos desgradables, a la par él está casado con una señoritinga algo casquivana (Leigh) que le clavará una buena cornamenta, ¡vamos, todo un culebrón! Problemas ocasionados por la adolescencia, coches de choque, cuernos, romance; todo muy adornado con aquella ambientación ochentera tan especial, particular y nostálgica (me encanta esa escena en la que el joven Thomas Howell se ve así mismo como protagonista de un videoclip y a la Curtis muy provocativa moviendo las caderas). Comentar como curiosidad, que se ve que Jamie Lee Curtis quería romper con su imagen de chica casta y puritana que le había propiciado su época como virginal protagonista de películas de terror (véase ''Halloween'', ''La niebla'', ''El tren del terror'' o ''Noche de graduación''), pues aquí se la ve como una chica bastante desinhibida que incluso hasta enseña los pechotes sin ningún remilgo (aunque ya nos había regalado un topless bien vistoso en ''Entre pillos anda el juego''). 

A punto de competir en una carrera de coches de coque (pero no los de la feria)

Pues bien, la película como ya dije, no es gran cosa, es un film entretenido y para pasar el rato, sobre todo es recomendable para todo aquél que disfrute de este tipo de producciones juveniles ochenteras, para empedernidos nostálgicos de la década seguro que tendrá un valor añadido. 

¡Huy, Jamie se te ve un pechote!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada