domingo, 4 de septiembre de 2016

Golpe en la pequeña China (1986) de John Carpenter



Jack Burton (Kurt Russell) no sabe en qué lío se va a meter
Nostálgico clásico ochentero mezcla de cine de acción, aventuras, fantasía y artes marciales, todo en un lujoso pack, dirigido por el maestro John Carpenter, personalidad magna que para los fans del terror no necesita presentación (en su filmografía cuenta con ''La noche de Halloween'', ''La niebla'', ''La cosa'' o ''Christine''). El film fue protagonizado por Kurt Russell (actor fetiche de Carpenter tras ''1997, rescate en Nueva York'' o ''La cosa'') el cual interpreta a un rudo camionero que se verá inmerso en una aventura de proporciones abismales, en el barrio Chino de San Francisco. Cuando va a recoger a la novia china de un amigo, ésta es secuestrada por unos gángters chinos. Será cuando nuestro prota, en compañía del amigo y de una periodista norteamericana (la guapa Kim Cattrall, recordada sobre todo por ser Samantha en la popular ''Sexo en Nueva York''), decida ir en su rescate, pero vamos, que lo que le espera no se lo imaginaba para nada. 

Estos chinos tienen muy malas pulgas

Por ahí pasa una criaturita muy peculiar
Descubrirá como un submundo de monstruos, magos y oscuros espíritus malignos se rige en el propio barrio Chino, y amenaza la paz mundial de una forma oscura y perversa. Así pues, nuestros protas deberán pelearse contra todo tipo de criatura diabólica, karatecas y el enemigo principal, un mago no corpóreo de 2000 años que desea una vasija de carne y hueso para volver a la circulación. El film me pareció siempre excepcional, es la mar de entretenido y la mezcla diversa de géneros que Carpenter desempeñó creo que fue sobresaliente. La peli tiene algo de ''Indiana Jones'' y de cine de artes marciales; y sin embargo no cuajó en taquilla y fue un fracaso. A pesar de ello con el paso del tiempo acabó instaurándose como una auténtica joya de culto muy emotiva. La peli está muy bien realizada, con unos sensacionales efectos especiales y diversión a raudales, sin lugar a dudas es algo imprescindible para todo amante del magno cine fantástico de los ochenta.

Magia china perversa, ¡mal yuyu!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada