martes, 17 de mayo de 2016

Anaconda (1997) de Luis Llosa



Expedición de incautos perdidos en el Amazonas
Siempre le tuve cierto cariño a esta peliculilla, malilla no cabe duda, pero entrañable. ''Anaconda'' es otras de esas tantas que me recuerdan aquella época en la que siendo infante iba al videoclub y me llevaba tres y cuatro VHS para disfrutar todo un fin de semana. Recuerdo que la vi una tarde de verano, y ¿para qué nos vamos a engañar?, me gustó, me entretuvo lo suficiente como para que su visionado me pasase en un Santiamén. Vale, el film no es para tirar cohetes, su realización en muchas escenas deja mucho que desear presentando efectos digitales muy cutrecillos, y que no venga alguno a decir que en 1997 la era digital era todavía tercermundista, como he llegado a leer por ahí, porque recordemos que el mismo año se hizo ''Titanic'', y para no comentar una superproducción tan ostentosa, también podría nombrarse otra ''monster movie'' (de medios más limitates que la de Cameron) de ese mismo año ''The Relic'', cuyos efectos aplastan por completo a los de ésta (incluso siendo más barata, lo cual delata la torpeza de los realizadores de la que nos ocupa en este sentido). 

Mejor no confiar en un tipejo así

A punto de recibir un fuerte abracito
''Anaconda'' es una serie B de manual, con actores de renombre, véase al oscarizado Jon Voight o a Jennifer Lopez, la cual comenzaba a destacar como estrella (especialmente de la canción), pero no despega de ser una típica cochambrilla de andar por casa. La historia sigue el patrón de la típica ''monster movie'' (que para eso lo es), o peli con bicho malo (al estilo de ''Tiburón'', ''Piraña'', etc.), un grupito de incautos personajes (en este caso una expedición que se encuentra rodando un documental en el Amazonas), acaban adentrándose en los dominios de una enorme anaconda a la que, por supuesto, le toca mucho los huevos ver intrusos por la zona. ¿El resultado? Pues la bicha se los irá zampando uno por uno, y al resto no le quedará otra que combatirla y acabar con ella o morir, punto final. ¿Se le puede pedir mucho más al guión? No, uno sabe lo que se puede encontrar de sobra, así que no se puede esperar milagros, ni sorpresas excesivas. La peli se llevó un montón de palos, sobre todo por parte de la crítica (no obstante en taquilla recaudó lo bastante como para poder considerarla un éxito), se dijo de todo (lo malo) de ella, que si era un bodrio, que si las actuaciones apestaban, que si a uno le iban a reventar los ojos por verla, bla bla bla

La bicha está cabreada

A Jennifer Lopez le tocará ser la heroína del cotarro
Lógico, aunque no justo, he visto mierdas más nauseabundas bautizadas por autores de renombre llevarse elogios, cuando son coñazos infumables, por lo menos ''Anaconda'' no engaña a nadie, es clara y directa y ofrece lo que se espera de ella, una peli con bicho hijo de puta que fastidia a los personajes humanos poniéndolos al límite de su supervivencia. A mí no me parece que los actores estén tan mal, sobre todo Jennifer Lopez que creo que se lo curra como heroína (de hecho empezó a gustarme a raíz de verla en esta peli) y Jon Voight que hace el papel de un cabronazo más dañino que la propia serpiente, ¡puntazo fuerte de la peli! Y bueno, pasando por alto alarmantes fallos de realización (como por ejemplo la escena del rebobinado en el que vemos el agua de una cascada literalmente desafiando la ley de la gravedad), la peli puede ser perfectamente disfrutable para todo aquél que quiera distraerse sin más pretensiones. 

Preparada para darse un festín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada