martes, 31 de mayo de 2016

El infierno verde (2013) de Eli Roth



Accidente en la jungla, ¡mala cosa!
El director de ''Cabin Fever'' y ''Hostel'', Eli Roth se propuso hacer todo un homenaje a aquellas salvajes pelis de caníbales italianas, cuya obra más famosa es la polémica ''Holocausto caníbal'', y desde luego, hizo un trabajo como tenía que ser. Más que a ''Holocausto caníbal'', Eli Roth parece emular otra cinta de caníbales selváticos del estilo, ''Caníbal feroz'', de hecho en varios momentos ''El infierno verde'' parece una especie de remake encubierto, con ciertas modificaciones, porque argumentalmente guardan mucho que ver (más que con la cinta más famosa de Ruggero Deodato). Viendo ''El infierno verde'' se puede ver que Roth ha hecho un excelente trabajo teniendo en cuenta las características del subgénero grindhouse que trataba de rememorar e incluye todos los elementos que caracterizaron a aquellas pelis (afortunadamente, no ha sido un cabrón y ha omitido las matanzas de animales reales, lo cual era una marca de la casa en este tipo de films durante los setenta), y lo hace con mucha mala leche, como cabría esperar. 

Multitudinario recibimiento caníbal

Se acerca a hora del almuerzo
La peli arranca con un grupete de jóvenes que va a la selva de Perú para realizar una protesta contra el maltrato de una tribu indígena por parte de una constructora que anda realizando talas masivas de árboles. Lamentablemente para ellos, acabarán siendo presos de esta tribu en cuestión, la cual es caníbal y claro, los chavales se verán como unas presas muy apetitosas. Personalmente la peli me gustó, teniendo en cuenta lo que me esperaba de ella, y sobre todo porque después de todo el triunfo que me supuso conseguir verla, debido a lo que les costó distribuirla (tras llevar dos años filmada sin conseguir un estreno oficial tras su pase por varios festivales), y bueno, tras esa espera debo decir que me dejó más que satisfecho. El film es muy gore, muy sangriento; Roth recuperó con creces la visceralidad de las pelis que pretendía homenajear por lo tanto es aplaudible que no se cortara un pelo. 

¡Hay hambre!

Los efectos especiales están muy logrados, en su mayoría convencionales (a la antigua usanza), a excepción de alguna digitalización bastante bien camuflada. El acabado técnico es soberbio (sobre todo teniendo en cuenta su precario presupuesto) y los actores están bastante correctos (a destacar a la guapa Lorenza Izzo, la cual es esposa del propio Roth) Obviamente no es la clase de película que se pueda recomendar a todo el mundo, pero cada uno debe tener conciencia de lo que va a ver y lo que un film puede ofrecer. En este caso, Eli Roth nos ofreció lo que prometió, además con buena calidad y con un claro conocimiento del material referenciado. ¿Se le puede pedir más? Creo que no, considero que merece su apelativo de peli de culto entre los goremaníacos

La guapa Justine (Lorenza Izzo) en dificultades

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada