miércoles, 1 de junio de 2016

Lady Snowblood (1973) de Toshiya Fujita



Nacida para la venganza
''Lady Snowblood'' es una peli de culto japonesa, basada en un cómic manga (la estética visual en el film la clavaron), que seguramente a día de hoy ha llamado la atención de más de uno debido a que fue la clarísima inspiración (no digamos, fuente de plagio) para Tarantino (un señor caracterizado por no copiar, ¿verdad?) para hacer su ''Kill Bill''. Y es que imposible hablar de ''Lady Snowblood'' a día de hoy sin mencionar la tan famosa peli de Tarantino, porque este señor no sólo es que calcase la historia de una samurai vengadora convertida en una máquina de matar, con catana en mano, sino que además copió planos concretos, coreografías de luchas, la división en capítulos de la historia, el perfil de los villanos, etc. Vamos, que Tarantino se puso las pilas viendo esta peli y escribiendo su ''original'' guión de lo que acabó siendo ''Kill Bill'', pero no llamemos a Tarantino plagiador, él sólo hace referencias, homenajes e intertextualidad, que sus acérrimos y devotos fans sacan los ojos a quien le llama por su nombre. 

Lady Snowblood, Yuki Kashima (Meiko Kaji)

Yuki es única usando la espada
Centrándonos en ''Lady Snowblood'', pues estamos ante una exploitation setentera, puro grindhouse, con una historia de asesinato, violación y posterior ajusticiamiento de los malos por parte de la heroína. Nuestra prota es la hija de la damnificada por los cabrones villanos de la historia, la cual tras someterse a un duro entrenamiento samurai, se convierte en una auténtica maestra a la hora de cortar cabezas a tipejos indeseables. Así pues, la joven no parará hasta dar muerte a aquéllos que destrozaron la vida de sus progenitores, por supuesto propiciando un desparrame de sangre nada desdeñable. ''Lady Snowblood'' es un film muy bien resuelto, teniendo en cuenta su aire de serie B y por lo tanto sus inevitables carencias. Es visualmente muy bello, estéticamente está muy bien compuesto (planos, escenografía; todo es muy poético, muy atractivo y muy estudiado), es bizarro, cruel y sangriento (el efecto de la sangre expulsada a borbotones de un cuerpo, acabó siendo algo así como la marca ''tarantiniana'' por excelencia; pues aquí podemos verlo veinte años de que este señor se hiciese eco en el mundo del cine).

Los villanos que esperan ser ajusticiados

Además, es lo suficientemente entretenida (cosa que en lo personal, considero inusual dentro del cine oriental, debido a su caracterizado ritmo muy pausado) y amena como para verse sin problemas sin que llegue a resultar cansina. Eb resumidas cuentas es una pieza retro muy estimable, que contentará creo yo a los fans de la exploitation setentera y del yakuza en líneas generales y que obviamente aún teniendo el mérito de ser la antecesora, debe su redescubrimiento al éxito y repercusión de ''Kill Bill'' y lamentable e inmerecidamente no tiene tanta consideración como ésta.

No hay quien pueda con Lady Snowblood

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada