lunes, 6 de junio de 2016

Kill Bill, vol. 1 (2003) de Quentin Tarantino



¡La Uma es tremenda con la catana!
En un principio se me ocurrió hacer el comentario de ''Kill Bill'' igual que el que le había dedicado a ''Pulp Fiction'', haciendo comparaciones con un buen puñadete de pelis de las cuales el señor Tarantino fotocopió, al dedillo, planos, secuencias, escenografía, bandas sonoras, etc., por eso de dejar constancia fehaciente de que este ''prestigioso'' realizador es en efecto un plagiador, aún llevándolo los inevitables y pedantes insultos por parte de sus admiradores, que lo tienen como un dios. Pero la verdad, me dio bastante la vara, de todas maneras está claro que los que no comulgamos con la idea de que todo lo que hace Tarantino es oro en paño, somos unos ignorantes, unos idiotas y unos retrasados. Ya he dicho en otras ocasiones que con Tarantino se cumple como con ningún otro esos dichos de ''unos cargan la lana y otros se llevan la fama'' y ''cría buena fama y échate a dormir'', ¿por qué?, muy sencillo, tras adquirir ese culto que ha cosechado su cine (a base del reciclaje de bizarradas grindhouse y exploitations setenteras en su mayoría), da igual lo que este señor haga, ya puede ser la mayor mierda más infecta del mundo, para quedar de culto y de entendido de cine, hay que alabar su trabajo, o pecarás de ser tachado como una lacra. 

Cuatro villanos que serán ajusticiados

¡Pobre, qué careto le han dejado!
Y ''Kill Bill'' es un ejemplo de ello, al señor Tarantino se le permite cualquier tipo de licencia pasada de rosca, porque cualquier pieza que lleve su nombre será proclamada como una joya del Séptimo Arte, ¿merecida, inmerecidamente? ¡Qué más da! Lo importante es ir de guay y para eso hay que decir que Tarantino es molongui. ¿Que se pasa usando un exceso de violencia que habitualmente se critica en el trabajo de otros que no es él? No pasa nada, él es Dios y puede permitirse el lujo de excederse. ¿Que hace uso de argumentos majaderos e inverosímiles? No pasa nada, porque él es un genio y puede hacerlo, porque sólo los genios pueden tomar el pelo a los inferiores. ¿Que en una peli suya aparece una tipa con una espada y se carga a ochenta tíos como quien se prepara un bocadillo sin despeinarse? Es una obra maestra, ¡joder!, ¿quién ve errores, demencia y estupideces al por mayor si está viendo un film de Don Quentin Tarantino? ¿Que Uma Thurman le robó el mono amarillo a Bruce Lee en ''Juego con la muerte''? No pasa nada, es una referencia artística. ¿Que la película es un calco argumental y visual de ''Thriller'', ''Lady Snowblood'' y de cientos más? No pasa nada, es el homenaje de un genio a un material de ínfima calidad para engrandecerlo. 

Ni los de ''Matrix'' se doblaban tanto

Me sé de una a la que le van a dar hasta en el carnet de identidad
Eso sí, si Brian De Palma toma de inspiración ''Psicosis'' para crear la cojonuda ''Vestida para matar'', es un puto plagiador y un tipejo sin entendederas que recicla material de un maestro al que no podrá igualar. Así son las cosas en el mundo hipsteriano, Tarantino puede entablar puzzles de material ajeno y quedar de maestro creador, puede componer historias de lo más absurdas y estúpidas, y poner a un ejército de japoneses saltando por las paredes a lo ''Matrix'' a ritmo de bandas sonoras reutilizadas de Ennio Morricone, Fabio Frizzi o Goblin, puede gastarse 200 litros de tomate para emular sangre impulsada a modo aspersor de cualquier ''brazo amputado'' y puede hacer cualquier espectáculo macarrónico y cutre in extremis con total impunidad, porque él siempre será un Dios. Aquí queda ''Kill Bill, vol. 1'', para mí una de las pelis más odiosas, pesadas (¡anda que no satura estar una puta hora viendo espadazos por aquí y por allí, qué dolor de cabeza, madre!), ridículas, inverosímiles y argumentalmente cutres de la historia, para colmo aclamada como una obra maestra, pero bueno, en mi opinión (de inepto y tontuno) me quedo con cualquier exploitation setentera, con cualquier cochambra de serie Z o con cualquier milonga de artes marciales más mala que el veneno, al menos son malas y no pretenden disimularlo, y no intentar el convencimiento genérico de que un refrito mojónico como éste es una pieza digma de conmemorar con honores. 

Un rapado un poco exagerado

No hay comentarios:

Publicar un comentario