martes, 21 de junio de 2016

3:15 (1986) de Larry Gross



¡Que quede claro que estamos en los ochenta!
Una desconocidísima película ochentero juvenil enmarcada dentro de esa temática que podríamos denominar, de pandillas violentas, cuyos referentes más claros podrían ser ''The Warriors'' y más concretamente ''Curso de 1984'', a la cual elude clarísimamente este film, ambientado también en un instituto, cuyo alumnado es especialmente complicado de domar. ''3:15'' es un film muy de su época y muy fiel al estilo marcado por sus características, por lo tanto todo fan acérrimo de los ochenta disfrutará de lo lindo viendo desfilar por la pantalla vestuario retro, música retro, y demás aspectos de aquella década tan especial e inolvidable. El título hace alusión a una hora concreta en la que el protagonista (un joven Adam Baldwin, visto al año siguiente en ''La chaqueta metálica'') deberá enfrentarse con el grupo de matones del instituto, que pretenden darle un violentísimo merecido por haber sido quien les delató de cara a la policía en un asunto de drogas. 

El pobre Jeff (Adam Baldwin) quiere llevar una vida tranquila y apacible...

...pero le va a resultar imposible
El chaval resulta que había sido miembro de la pandilla de sus futuros agresores, e inicialmente intenta pasar del tema, a pesar de que éstos harán lo posible por provocar un enfrentamiento, hasta que éste se hace inevitable ya que no durarán en atacar incluso a su novia (Deborah Foreman, vista en pelis como ''La chica del valle'', ''Inocentada sangrienta'' o ''Museo de cera''). La tensión irá in crescendo, hasta llegar la hora señalada, las 3:15, en las que el prota no tendrá más remedio que lidiar contra estos cabrones tocapelotas y no sólo eso, intentar salir con vida del enfrentamiento, porque éstos irán con las navajitas por delante. Como ya señalé, la peli es muy del estilo de ''Curso de 1984'' (aunque algo más comedida que ésta), sólo que en lugar de ser un profesor el damnificado por el grupete de quincarras agresivos, será un alumno que pretende llevar una vida tranquila y pacífica, siendo las desagradables circunstancias quien se lo imposibiliten. La peli a mí me gustó, es entretenida y sigue el patrón establecido en otras similares. Lamentablemente es muy difícil de localizar, lo cual es una verdadera lástima porque sin lugar a dudas es una joyita ochentera muy digna de ser rememorada.

No hay enfrentamiento sin navajas de por medio

No hay comentarios:

Publicar un comentario