miércoles, 29 de junio de 2016

Violencia en la cárcel de mujeres (1982) de Bruno Mattei



Emanuelle (Laura Gemser) entra en prisión
Film perteneciente a la saga italiana de la denominada ''Emanuelle negra'' (a la que pertenecen otras como ''Emanuelle en América'' o ''Emanuelle y los últimos caníbales''), interpretada por la sensual actriz de color Laura Gemser, que así mismo supuso una explotación de la famosísima peli erótica ''Emmanuelle'' (mito donde los haya dentro de dicho género). Pues bien, aquí tenemos a nuestra protagonista, la propia Emanuelle, periodista e investigadora que no tiene miedo de entrometerse en terrenos muy peligrosos por hacer su personal denuncia social, que se infiltra dentro de una cárcel de mujeres, como muy bien señala el título. Y también, como muy bien señala el título, ¿qué encontrará dentro?, violencia, pero violencia a raudales. Las presas son sometidas a abusos sexuales, torturas crueles in extremis y todo tipo de tormento que supone una agonía su estancia dentro de los muros de la prisión. Desde dentro, Emanuelle intentará por todos los medios hacer lo posible por detener tanto exceso y pararle los pies a las malvadas gobernantas que hacen su voluntad con las presas de manera inhumana, sufriendo por consiguiente, las terribles consecuencias también en sus carnes (desnudas a poder ser). 

En esta cárcel los ataques violentos están a la orden del día...

...y las humillaciones y vejaciones
Emanuelle hasta tendrá tiempo para escarceos amorosos (a ver, con ella algo de sexo tenía que haber -pero del bonito, del romántico-) con uno de los médicos de la prisión, el cual le echará un cable. Bueno, el film pertenece también (o sigue el patrón establecido) a esa especie de subgénero explotativo que también fue bastante popular en los ochenta que es el desarrollado en cárceles de mujeres (y existen un buen porrón de pelis de temática similar, véase por ejemplo ''Rejas ardientes''), los cuales todos siguen unas catacterísticas idénticas y un desarrollo marcado al dedillo. Uno ya sabe pues, lo que se puede encontrar, múltiples desnudos, escenas subiditas de tono, violaciones, torturas, etc. Una escena para el recuerdo es aquélla en la que Emanuelle se ve encerrada en una celda a merced de un puñado de ratas hambrientas que se cebarán con ella, la verdad es que dicho momento me impresionó mucho (la Gemser además se las tuvo que ver con ratas reales). No estamos ante una obra maestra, ni supone un alarde en calidad visual, pero me pareció muy entretenida, tópica como marca el subgénero y desmadrada, para amantes del grindhouse en estado puro, sin edulcoramientos. 

Mejor escapar de este infierno, cuanto antes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada