martes, 10 de mayo de 2016

Raíces profundas (1953) de George Stevens



El prota, el misterioso Shane (Alan Ladd)
Reputada y considerada consagrada obra maestra del western, bueno, en lo personal rara vez podré considerar una obra maestra a un western, porque básicamente no es un género que me guste especialmente (salvo algunas excepciones). ''Raíces profundas'' (título castellano que sustituye al original ''Shane'' que es en realidad el nombre del personaje protagonista, ¡qué chulos los traductores, de verdad!) fue un film la mar de influyente, y es que presentó un esquema cien mil veces retratado en el western con posterioridad (incluso fuera del propio género), lo cual tampoco conlleva desde mi punto de vista que eso la convierta automáticamente en una obra maestra, como tanto se vitorea. El esquema, es el siguiente, una familia desolada acosada por un matón que se quiere aprovechar de sus terrenos y para eso utiliza a esbirros cabrones para joderlos, llega un pistolero desconocido más chulo que un ocho y ayuda a la familia a plantar cara a los malos, se impone, se muestra como un ser al que nadie le puede toser y ¡catapum!, vence a los malos favoreciendo a los desamparados buenos. 

Shane con sus protegidos, la familia Starrett

El clan de los villanos
Simple como el mecanismo de un chupete, pero en 1953 supuso cierta novedad, y eso que ya apuntaba maneras de un western anterior para mí superior como fue la gran ''Solo ante el peligro'' (en especial ciertos detalles estéticos). El film es entretenido y está muy bien filmado (la fotografía en color en espléndida y la escenografía ídem), aunque creo que resulta ciertamente irregular en determinados momentos, cosa que los más cultos defensores del mismo parecen no señalar. La peli es muy vacía, en mi opinión, en cuanto al tratamiento de los personajes, en especial del protagonista, es soso, es mecánico, no se profundiza en él (aparte el actor Alan Ladd es de lo más estático e inexpresivo, lo cual no ayuda a compenetrarse con él). Lo mismo se puede decir de los villanos, algunos son demasiado caricaturescos. Todo lo que envuelve la historia no mata demasiado, es un tanto monótona, previsible, por momentos incluso un poco absurda (todos sabemos que en la pelea frente a frente, los malos son bobalicones muñecos contra el bueno que es invencible, ¡algo que pasa en todos los westerns y que los convierte en absolutamente inverosímiles e irreales!). 

El asesino sin escrúpulos Jack Wilson (Jack Palance)

En fin, que si tuviese que valorar fríamente ''Raíces profundas'' diría que es una peli importante dentro de su género, que cumple con la expectativas y patrones del mismo (o sea que a quien le guste el mismo, lo pasará genial viéndola) y que luce lo suficientemente bien como clásico de la época que es, a nivel visual y estético, pero de ahí a ser la inmortal obra maestra que se proclama que es en los círculos de los más entendidos, creo que va un largo camino, aunque también tengo que decir que la flojera que me produce el género, también influye en esta percepción.

El pequeño de los Starrett, Joey (Brandon De Wilde)
R.I.P. (1942 - 1972)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada