miércoles, 21 de octubre de 2015

Único testigo (1985) de Peter Weir



El pequeño Samuel (Lukas Haas) es testigo de un terrible asesinato
Siempre me encantó esta peli, recuerdo haberla visto hace muchos años, siendo niño en otra de esas sesiones de cine nocturnas que emitían en ''Tele5'' (antes de que la llegada de ''Sálvame'' dominase la programación de contenido basura). ''Único testigo'' fue el debut oficial en Hollywood del director australiano Peter Weir, y personalmente digo que, menos mal que por fin hizo un film decente porque este señor contaba con unos mojones increíbles, véase ''Picnic en Hanging Rock'', ''El visitante'', ''Gallipoli'' o (a pesar de su reconocimiento), ''El año que vivimos peligrosamente'', la cual tuvo bastante repercusión en América y gracias a la cual, se le dio la oportunidad en este continente de hacer cine de primera categoría. Y bueno, su arranque se lo proporcionó este fabuloso thriller, repleto de tensión y no exento de cierta crítica social muy bien traída. Recuerdo que gracias a esta peli (y seguro que no fui el único), supe de la existencia de la cultura amish, esta comunidad que vive en plena época actual como en el siglo XIX, carentes de adelantos ''modernos'', por así decirlo (no es que hablemos de los iphones o mp3s, sino hasta de luz eléctrica o de agua corriente). 

El bueno de John Book (Harrison Ford) se encargará de
la resolución del caso y de la protección del pequeño

John refugiado en el poblado amish...
Y es que todo gira en torno a que un niño procedente de este mundillo (magníficio Lukas Haas), es testigo en el interior de un lavabo, durante una visita al mundo ''civilizado'' con su madre (Kelly McGillis, la futura prota de ''Top Gun''), del cruel asesinato de un policía. El encargado de resolver dicho crimen es un reputado inspector (genial Harrison Ford), que a la vez deberá encargarse de la protección de la madre y del niño, más cuando descubra que en el asunto está enmierdado el propio departamento de policía. Para ello, deberá refugiarse con ellos dentro de su poblado amish, lo cual supondrá una experiencia la mar de chocante para él. Le tengo un especial cariño a esta peli, porque aparte de que me enganchó la trama y me resultó súper interesante y entretenida, me sirvió como aprendizaje, al verla de niño, de muchas cosas que vi en el film tomé constancia de su existencia gracias al propio visionado del mismo. 
 
...y comenzará a sentir algo por Rachel (Kelly McGillis), la madre de Samuel

Ahí tenemos a un jovenzuelo y principiante Viggo Mortensen
La peli me parece fantástica, como buen thriller no está carente de suspense de principio a fin, la dirección es sólida, el ritmo ágil, las interpretaciones geniales y además presenta, lo que más me llamó la atención de siempre, ese contraste brutal entre dos mundos muy distintos haciendo un elegante equilibrio de ambos a lo largo de la trama. En lo personal me encanta esa escena en la que Harrison Ford y Kelly McGillis comparten escena ''romanticona'' en el interior de un granero a ritmo de la canción WHAT A WONDERFUL WORLD, siendo sorprendidos y reprendidos por el padre de ella (de pequeño no entendía la gravedad del asunto, y recuerdo que le pregunté a mi madre qué mal habían hecho para irritar tanto al viejo -¡qué gracia como vemos con tanta inocencia las cosas de críos!-). Como curiosidad, fue la primera película de Viggo Mortensen que tiene una breve aparición como uno de los jóvenes amish. En fin, que me parece un film muy recomendable, su historia es atrapante (merecidamente fue premiada con un Oscar al mejor guión original), desde mi punto de vista, estamos ante la mejor película de su director, sin lugar a dudas .

Danny Glover, el poli bueno de ''Arma letal'', aquí es el villano

1 comentario:

  1. Joder,yo la descubri cuando era un niño,y se me quedó grabada la escena de los lavabos,me gusta esta película.Interesante

    ResponderEliminar