lunes, 5 de octubre de 2015

Piraña (2010) de Alexandre Aja


 
En el ojo del remolino
Me pareció bastante surrealista el hecho de haber leído bastantes buenas críticas de este remake de ''Piraña'', al que en su momento le puse bastantes expectativas incluso a pesar de mi enorme desprecio ante tantos remakes que nos están bombardeando en forma de bochornosas formas de destrozar los clásicos a los que tratan de emular u "homenajear". Bueno, primero he de decir que la original me encanta, es una pequeña joya sin mayores pretensiones hecha a raíz del éxito de la gran "Tiburón" pero que muestra un guión sólido, repleto de suspense trepidante que aumenta de principio a fin, muy buenas y correctas actuaciones que se toman en serio sus roles y resultan creíbles y escenas tan horripilantes que eran capaz de helar la sangre (escalofriante el ataque a los niños en el campamento), además de una excelente dirección de un grande del cine fantástico como fue Joe Dante (también director de otras joyas como ''Aullidos'' y ''Gremlins''). 

Mierdas de pirañas digitales

¡Ahí venga las tetacas!
Pues bien, para empezar aquí el suspense trepidante del clásico original se pierde por completo ¿cómo es posible? Con un guión atroz, personajes ridículos e insoportables la mayoría de ellos, escenas de desnudos que son tan abundantes como innecesarios, denotándose que la película iba hecha con intenciones de captar público hormonalmente revuelto fácilmente más que de preocuparse en crear los cimientos de una historia aceptable y buena. Una gran pena es que cuenta con un reparto en el que hay buenos actores, pero que no pueden estar más mal aprovechados ya que pasan casi desapercibidos (véase Elisabeth Shue, Ving Rhames o Christopher Lloyd). Mención aparte el personaje de Jerry O´Connell (al que yo recuerdo siempre por ser el novio de Neve Campbell en ''Scream 2'') que es rematadamente estúpido e insoportable, amén del del director Eli Roth, que también tiene un difícil trago. 

¡Y más tetazas!

Por ahí anda perdido el pobre Doc de
''Regreso al futuro'' (Christopher Lloyd)
Pues bien, llega el ataque esperado por todos y sí, es brutal y muy sangriento, pero es que hay escenas tan exageradas y tan tremendas que muchas de ellas llegan a rozar lo patético y hasta lo risible; por ejemplo: la risible escena del pene digital es el colmo del patestismo, al igual que otra en la que un cable corta por el torso a una chica, se ve súper falso y poco creíble. Y ya no hablemos del final de pena con el que se corona esta puta mierda, de lo más ridículo que he visto en mi vida, con ese pirañón del tamaño de un camión comiéndose a uno de los protas, pretendiendo emular un final sorpresa tipo a grandes clásicos de terror como "Carrie" o "Viernes 13" dejando claro que no pudieron rematar un bodrio, de por sí insostenible, de peor manera. Me parece una gran pena que un director con talento como Alexandre Aja, creador de la buenísima "Alta tensión'' no haya vuelto a hacer nada interesante ni original después de ésta, que se vuelva a Francia y se deje de hacer esta matraca horripilante y de intentar emular grandes talentos que le dan mil vueltas como creadores de historias. 

Sangría al canto

Sí, es más gore que la original, de acuerdo, pero ¿es que acaso por ese hecho la ha de superar? Claramente no, esta basura me parece un auténtico insulto al grandísimo clásico que fue "Piraña'', me parece incluso peor que la chapucera ''Piraña 2, vampiros del mar'', la cual había supuesto el debut cinematográfico de James Cameron (aunque éste insista en olvidarse de ella). 

¿Un besito?

3 comentarios:

  1. Esta película es tan mala como su secuela (que al menos me hizo reír más que esta). Más interesante resulta su versión noventera... que creo era telefilm.

    ResponderEliminar
  2. Uf,pues a mi me gustó,no tanto como la original,obvio.xo pa pasar el rato vale,la segunda es peor

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios, un saludo

    ResponderEliminar