lunes, 2 de junio de 2014

Shredder (2003) de Greg Huson



Un grupito de estúpidos adolescentes de vacaciones
Como ya he dicho en incontables ocasiones soy un gran fan del slasher, sobre todo del de los ochenta (su década dorada), por eso repudio este bodrio. Si os gusta el género como a mí, de verdad, no os dejéis engañar ante lo que aparenta a priori esta película (por llamarla de alguna manera). Haciendo caso de su atractivo cartel, todo parece indicar que esta barata y casposa producción canadiense, podría llegar a proporcionarle a todo adorador del subgénero, los elementos necesarios para pasar un rato disfrutable. Nada más lejos de la realidad. "Shredder" es un film malísimo y alarmantemente apestoso. Una pena, porque presentaba un escenario muy llamativo para haber realizado (en manos de alguien que supiese de verdad hacer cine) una peliculilla slasher divertida, véase en una casa rural en medio de la nieve, apartada de la civilización, a la que unos adolescentes irán a pasar un fin de semana, y un asesino enmascarado los irá despachando, dejando muy claro su tremendo odio hacia los snowboarders

Muerte en la nieve

Aquí dándose un jacuzzi a 10º bajo cero
No sólo no aporta ningún aspecto original, sino que encima es un auténtico desastre en todo. ¿Dónde quedaron esas magníficas atmósferas de los slashers de los ochenta? ¿Y aquellas bandas sonoras que hacían poner la piel de gallina al espectador? Aquí no hay nada de esto, el director se muestra incapaz de elaborar una escena con un mínimo de suspense. Aparte los personajes son estúpidos no, lo siguiente y los actores que los encarnan, más malos imposibles, por lo tanto aquí queda reflejado un auténtico pack de inutilidad avergonzante. La película no es ni siquiera entretenida y la inunda un aire de cachondeo involuntario que hace que sea verdaderamente infumable. Desde aquí recomiendo que nadie se acerque a este montón de mierda. No merece ser considerado un slasher, denominarla así es insultar al género. ¡Al lorito!, con todo descaro, en algún país llegó a ser distribuida (ya es una suerte que una mierda como ésta lograse distribución más allá de las fronteras de su propio país ejecutor) con el título de "Jason Z", haciendo alusión a la reciente, en ese momento, "Jason X". Desde luego, tiene hasta gracia la cosa. 

El killer haciendo de la suyas

No hay comentarios:

Publicar un comentario