miércoles, 6 de abril de 2016

El coleccionista de amantes (1997) de Gary Fleder



El brillante psicólogo policial Alex Cross (Morgan Freeman)
El grandísimo éxito de ''Seven'' propició una amplia oleada de thrillers con psicópatas incluidos que, claramente, intentaban lucrarse de la moda de turno impuesta por el famoso film de David Fincher. De entre muchas propuestas, la que nos ocupa fue una de aquéllas que gracias al respaldo del público y a una excelente recaudación en taquilla, persistió como uno de estos ''calcos'' encubiertos más famosos y destacados de finales de los noventa, la cual curiosamente también conservó uno de los protagonistas de la propia ''Seven'', Morgan Freeman, repitiendo su rol de policía inteligente al que no se le escapa ni una. ''El coleccionista de amantes'' es una película muy mundana, rutinaria y poco sorpresiva. Bebe claramente del giallo italiano, algo que también se notaba en ''Seven'' y que muy pocos apuntaron, con una trama en la que se incluye un asesino de identidad desconocida y múltiples sospechosos que podrían evidenciar el perfil del mismo, mientras la policía mediante métodos muy sofisticados, intenta cazarlo a la desesperada. 

Una de las pobres víctimas cautivas del psicópata

Kate McTiernan (Ashley Judd) consigue escapar del villano...
La particularidad del villano de esta película no es que sea un asesino al uso que despacha mujeres impunemente, sino que rapta a un número determinado de ellas y las mantiene presas en una especie de zulo. Cada una de ellas tiene una peculiaridad que le gusta (una toca el violín muy bien, otra tiene conocimientos de determinada materia) y éstas, sus ''amantes'' deben satisfacerle en todo, si no lo hacen, las elimina. La cuestión es que una de ellas (una brillante Ashley Judd) consigue escapar del cautiverio y será la que ayude a la poli a desenmascararlo. El film me parece efectivo en eso de enganchar y entretener, además posee una atmósfera muy buena, asfixiante y como aliciente extra, unas interpretaciones muy buenas, en especial del dúo protagonista, Freeman y Judd, los cuales se complementan y funcionan a la perfección. ¿Qué problema le veo?, es muy torpe a la hora de ocultar sus pistas y se denota como demasiado, pero demasiado previsible, sin que haya sorpresa alguna en su resolución final. 

...y se convertirá en una ferviente aliada de la policía

No sé si será un error del propio doblaje en español, pero lamentablemente cuando el asesino (oculto) habla, escuchamos que tiene la misma voz que otro personaje (incógnito) que ¡bualá!, resulta ser el propio asesino. En mi caso no me pilló de sorpresa porque reconocí sus voz desde el minuto uno y por lo tanto fue muy decepcionante que algo tan simple, no lo hubiesen camuflado mejor, no sé si en versión original también ocurre lo mismo, pero lo que es doblada, es una pifia de las gordas. En fin, ''El coleccionista de amantes'' no es un mal thriller, pero tampoco es de lo mejorcito que el género aportó dentro de su amplia existencia, como ya señalé es funcional para pasar un ratejo sin pretensiones, y poco más. 

¿El villano de ''Ghost'' (Tony Goldwyn) será el asesino?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada