jueves, 14 de abril de 2016

Memento (2000) de Christopher Nolan



El desmemoriado prota Leonard (Guy Pearce)
''Memento'' fue la responsable de que Christopher Nolan, se convirtiese en un director de auténtico culto, a veces desde mi punto de vista demasiado desmesurado, pues si bien es cierto que ha hecho películas muy buenas, creo que en muchas ocasiones algunas de éstas han sido aclamadas como obras maestras fantabulosas por los hipsters de turno, de manera un tanto desproporcionada. Pero bueno, refiriéndonos a ésta, por así decirlo, su ópera prima, hay que reconocer que es una película curiosa donde las haya. ''Memento'' nos cuenta la historia de un investigador (magnífico Guy Pearce, un actor un tanto infravalorado) que tiene memoria de pez, literalmente. El pobre, después de haber recibido un golpe en la cabeza, es incapaz de recordar los hechos de su pasado a corto plazo, o sea olvida todo en cuestión de pocos minutos. 

El pobre Leonard no es capaz de recordar su pasado inmediato...

...usa las fotografías como medio para resolver sus incógnitas
El hombre intenta para colmo resolver el asesinato de su mujer y para ello sólo cuenta con la ayuda de unas fotografías que se va a haciendo, con sus eventuales notas al pie, y las notas tatuadas en su cuerpo, las cuales le van dando pistas acerca del misterio al que intenta encontrar sentido. El film es un excelente thriller, compuesto con soltura y con un ritmo frenético, pero su principal atractivo radica en su narración. La película presentó la novedad de ser narrada de atrás hacia adelante, o sea, empieza por el final y los hechos van retrocediendo hasta llegar a lo que vendría ser el principio en una estructura narrativa normal, algo como ya dije la mar de curioso e interesante. Nolan salió muy bien parado y al público y a la crítica este recurso les encantó, y como era de esperar, aparecieron los listillos de turno con sus infinitas pajas mentales buscando enrevesadísimos puntos que supuestamente el film oculta tras su trama. He escuchado muchas veces eso de ''¡jo, he visto Memento diez veces y siempre le encuentro algo nuevo'', ''es una película que hay que ver por lo menos una docena de veces para entenderla'', ''bla bla bla'', ¡tonterías hiper sesudas! 

La retorcida Natalie (Carrie-Ann Moss, prota de ''Matrix'')

¿Está cerca Leonard de descubrir al asesino de su mujer?
Yo la he visto dos veces y debo decir que la disfruté mucho más la primera, porque no sabía como iba a quedar la resolución de la incógnita y me pilló de sorpresa, y sinceramente ordenando la trama de ''Memento'' nos encontramos una trama mucho más simplista de los que muchos pretenden hacer parecer. No hay que buscarle demasiados pies al gato, el guión aporta lo necesario para ser entendido con un visionado, el resto es palabrería, porque soy de los que opinan que si un autor no es capaz de hacer que el público entienda algo de manera coherente, peca de ser un torpe contador de historias. El film me encantó y sigo creyendo que es la mejor película de su director, de hecho fue la única que me sorprendió realmente, por mucho que se le haya aplicado (por parte de unos tantos) esa coletilla de ser un autor de lo más complejo y rebuscado (¡lo que dirían entonces de Kubrick!).

¿Es Natalie alguien de fiar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada