domingo, 24 de abril de 2016

Phone (2002) de Byeong-ki Ahn



Este teléfono no es tan inofensivo como parece
Tras el éxito de ''Ringu'' una oleada de films imitadores del mismo, con sus respectivos fantasmoides con pelambrera negra, asolaron el mercado internacional. Tanto América, como la propia Japón o un buen puñado de países asiáticos, se apuntaron a la moda (bien a modo de remake, o de copia descarada) de explotar esta moda impuesta por la cinta de Hideo Nakata. En esta ocasión nos llegó esta peli de Corea del Sur, que mostró como medio conductor del fantasma vengador de turno, un teléfono móvil (sustituyendo propiamente a la cinta VHS de ''Ringu''). Salvo este detalle, la estructura argumental viene a ser la misma que casi todo el horror nipón; una protagonista sufrida que se topa con la maldición y que comienza a hacer sus pertinentes investigaciones, un misterio que oculta la razón vengadora del fantasma, el típico niño (o niña en este caso) tocahuevos que se ve afectado también por el espectro de marras y una serie de desdichadas circunstancias en pro de resolver las cuentas pendientes del fantasmón para que éste pueda descansar en paz y cese su maldición cojonera.  

Pero, ¿cómo dejáis que la niña conteste al móvil?

Ésta está empeñada en tentar a la mala suerte
''Phone'' no aporta nada nuevo a lo visto en el género, como sello más identificativo, como ya dije, la prominente pelambrera fantasmal que es la marca de la casa del terror asiático; pero a su favor diré que me resultó más amena que otras muchas del estilo y además, su resolución tiene lógica y cierto sentido, escondiendo una trama de suspense, que si bien está más que requetevista, logra enganchar con facilidad. Al año siguiente, el japonés Takashi Miike (autor de esa bazofia llamada ''Audition'') plagió con todo el morro este film, con su ''Llamada perdida'', donde nos volvía a enseñar otro fantasma pedorro de éstos, metiendo canguelo a través de un teléfono móvil, siendo la que nos ocupa bastante superior, en cuanto a narrativa y calidad escénica. En lo personal creo que podría ir perfectamente incluida entre las mejores copias de ''Ringu'', de entre la infinidad que hay de las mismas. 

Me sé de una que va a volver como fantasma con malas pulgas para vengarse

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada