jueves, 14 de abril de 2016

Titanic (1943) de Herbert Selpin



Todos sabemos el destino que le espera al Titanic
Esta película resulta interesantísima, más que por el contenido en sí de la misma, por toda la historia que conlleva tras de sí. ''Titanic'' fue una deslumbrante superproducción alemana, cuando el país estaba bajo el régimen nazi, y la intención era puramente propagandístico, para ensalzar el espíritu alemán con un mensaje claramente anti-británico, el rodaje del film estuvo vigilado cuidadosamente por el mismo Joseph Goebbels. En esencia, la película, lógicamente, narra la trágica travesía del famoso trasatlántico que se hundió en el océano Atlántico un 14 de Abril de 1912 tras chocar con un iceberg (la historia por todos conocidos). El guión deja muy claro que el responsable de la catástrofe fue el orgullo británico, puesto que los representantes de la compañía naviera, el capitán y demás personajes ''indeseables'' (desde el punto de vista de la película) son británicos y por lo tanto son mostrados como unos cafres, cuyos descuidos (insisten en navegar a toda potencia para cumplir un record de navegación y así lucrarse todos más) llevan a propiciar el desastre acontecido con el barco. 

El oficial alemán es el único que muestra sentido común

Estos señoritingos no tardarán en mojarse el culito
Sin embargo, el primer oficial de la tripulación y una serie de personajes que muestran auténtico valor a lo largo del film, son alemanes y se muestran como sensatos, en concreto el primer oficial es el único que advierte el peligro y que intenta evitar una tragedia que se veía inminente navegando a una altísima velocidad por un mar helado. En fin, la cuestión es que al final pasa lo que pasa y hay que decir que lejos de los dobles sentidos y el mensaje propagandístico, la película visualmente es un auténtico lujo. Los efectos especiales, las escenas del hundimiento, la fotografía; todo es sobresaliente, sobre todo si tenemos en cuenta la época en la que se filmó. El film abruma desde el punto de vista escénico y hay que reconocerle su espectacular tratamiento estético (claramente se nota que fue una clara fuente de inspiración para posteriores películas sobre el famoso barco, incluída la más recordada y oscarizada realizada por James Cameron). 

Geniales efectos para la época

Comentar como curiosidades afines al film que el director encargado para realizarlo, Herbert Selpin, fue encarcelado por haber realizado ciertas declaraciones en contra del régimen nazi y fue encontrado muerto en su celda en 1942 (¿asesinado?, nunca se supo). Posteriormente cuando ya en 1943 se terminó el film, el propio Goebbels lo prohibió en Alemania, temía que el hundimiento del barco se viese como una alegoría al hundimiento del régimen nazi que andaba tambaleando por aquellos momentos. No fue hasta finalizada la guerra cuando ''Titanic'' fue exhibida, tras el triunfo de los países aliados. En fin, que me parece una película la mar de interesante, curiosa e increíblemente realizada, a pesar de todo el trasfondo que lleva. 

El Titanic se va a pique

No hay comentarios:

Publicar un comentario