viernes, 5 de agosto de 2016

La escalera de caracol (1975) de Peter Collinson



La muda protagonista, Helen Mallory (Jacqueline Bisset)
Remake casi exacto, salvo algunas modificaciones, del clásico de 1945 dirigido por Robert Siodmak, ''La escalera de caracol''. La película vuelve a contarlos la historia de una desvalida mujer que se queda muda debido a un shock traumático (en esta ocasión la guapísima Jacqueline Bisset toma el testigo de Dorothy McGuire, y hereda su apariencia frágil y vulnerable). La muchacha se encuentra en la mansión de su abuela enferma (en la original, la chica era la criada), donde se encargará en la medida de lo que pueda de sus cuidados. Uno de los hijos de la mujer (Christopher Plummer) se ofrece para ayudarla a recuperar el habla, intentado que supere el trauma que le persigue desde hace unos años y que le impide decir ni una palabra. Pero, por los alrededores del sitio ronda un asesino violento, que se encarga de matar jovencitas con algún defecto (véase ciega, coja,...) desde su percepción, y claro, la pobre muda se convertirá en una víctima muy jugosa para él. 

La Sra. Sherman (Mildred Dunnock) está muy preocupada por la seguridad de Helen

El hijo respetable de la anciana, Joe Sherman (Christopher Plummer)
Comentar que la película adapta la historia a los tiempos modernos actuales (en el momento de filmación de la propia cinta), a diferencia de la clásica que se desarrolla en la década de los diez, por lo cual las modificaciones pertinentes son apreciables si se comparan sendas versiones. He leído críticas muy negativas de este remake, a mí no me pareció malo, ni desdeñable, aunque sí es cierto que carece de ese halo especial misterioso de la original y por supuesto de su apelativo de clásico. La peli está bien dirigida (con ese aire british característico tan sofisticado) y cuenta con buenas interpretaciones, en especial Jacqueline Bisset y Christopher Plummer. Por lo demás no es gran cosa, todo aquél que ya haya visto la del año 45 sabrá lo que pasa así que pocas sorpresas se llevará; suspense tiene el justo y el clímax final aunque está bien resuelto no llega a la altura de su antecesora. Es como digo, una película funcional, sin más, echarle un vistazo como curiosidad tampoco le hará daño a nadie.

La aterradora escalera de caracol del título

No hay comentarios:

Publicar un comentario