lunes, 1 de agosto de 2016

El demonio (1963) de Brunello Rondi



La prota, la enloquecida Puri (Daliah Lavi)
Aquí tenemos toda una rareza recomendable de rescatar, al menos como mera curiosidad. Brunello Rondi, habitual colaborador de Rosellini y Fellini, realizó éste su primer largometraje, en el que se deja ver claramente la influencia del neorrealismo italiano (en su ambientación naturista, en esa fotografía en blanco y negro tan contrastada y en su ritmo pausadísimo) y en el que nos narra un relato, según se apunta basado en un hecho real. Lo que más destaca de la película fue que claramente aportó sendas referencias a films posteriores sobre posesiones demoníacas (sin ir más lejos, la más famosa de todas ''El exorcista'', a la que se antecedió una década), sin ser puramente una película que tratase el tema propiamente dicho en cuestión. La protagonista es Puri (la guapísima Daliah Lavi), una mujer extraña, que da muestras de estar ciertamente enloquecida todo el tiempo, y que es una apestada en el pueblucho de mala muerte en el que vive. 

Los habitantes del pueblo de Puri, la tachan de bruja y la repudian

''Exorcizando'' a Puri
Debido al analfabetismo y el fanatismo religioso, todos la tachan de bruja y de estar poseída por el demonio, y es más, ella misma afirma tal cosa y se comporta en ocasiones como tal, mostrando asco por todo símbolo sagrado. De hecho hasta se le practica un exorcismo, en una escena que sin lugar a dudas debió de ser muy impactante en se época, la cual es lo más destacable de la peli y en donde vemos la increíble flexibilidad física de Daliah Lavi la cual camina contorsionada (dicha escena fue tomada en cuenta claramente para ''El exorcista'', en una de las escenas eliminadas de la peli original, recuperada en el montaje del director en el 2000, en la que una poseída Regan descendía las escaleras, con el cuerpo articulado a modo ''araña''). El film, más que de terror y de posesiones y exorcismos (aunque se toque el tema) es un drama en el que se exponen las consecuencias de lo que puede dar lugar la superstición debido a la incultura, muy dada en el mundo rural, donde como ya dije antes, el analfabetismo y el fanatismo se dan la mano. 

Repartiéndole bien a la monja

Con este tipo de vida, normal que la pobre se vuelva loca
Debido a esto, la protagonista es repudiada y tachada de ''demonio'', incluso perseguida para ser quemada cual bruja. La peli tiene un toque documental que le da bastante realismo (muy propio de la corriente neorrealista) a la par de una pausibidad incómoda, que por un lado transmite mal rollo constante y por otro, no lo neguemos, cierto aburrimiento. La peli está bien como documento histórico y por poseer ciertos momentos muy antecesores a su época y que sirvieron de inspiración de obras cumbres del género, sin embargo yo debo reconocer que se me hizo bastante pesada, aún así con todo lo interesante que sin lugar a dudas ha aportado al Séptimo Arte. Merece una mención especial, su protagonista, Daliah Lavi, espléndida, muy convincente y demoledora, en una actuación que debería de figurar como épica en las páginas de la historia del celuloide. En fin, ''El demonio'', toda una rareza muy obsoleta que merece la pena descubrir para todos aquellos que no hayan oído ni tan siquiera hablar de ella.

¡Menuda flexibilidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada