miércoles, 3 de agosto de 2016

Trastornado (1974) de Jeff Gillen, Alan Ormsby



Ezra Cobb (Roberts Blossom), o sea ''Ed Gein''
La aterradora historia de Ed Gein, ocurrida en los años cincuenta, conmocionó a Estados Unidos. Este brutal asesino inspiró, a raíz del descubrimiento de sus andanzas, innumerables films de terror, sin ir más lejos en 1960, vio la luz ''Psicosis'', cuya imagen de Norman Bates representaba múltiples semejanzas con la figura del psicópata real. Fue en 1974 cuando apareció una de las más famosas historias que tomaron como referencia al perverso Gein, fue ''La matanza de Texas'', la cual retrató de una forma fiel y realista lo que podría venir a ser el infierno que se ocultaba entre las paredes de la aislada granja de Gein. No obstante, en el mismo año, también se hizo este ''Deranged'' (bautizado de manera hispana como ''Trastornado'', aunque en nuestro país realmente no conoció estreno y que yo sepa, ni distribución comercial). Se trata de un film canadiense, producido por Bob Clark (autor de ''Crimen en la noche'' y ''Navidades negras'') que vendría a presentar la historia de Ed Gein tal cual, o sea un retrato más o menos fidedigno del asesino real. 

Ezra con su madre moribunda

Aireándole las ideas a un cadáver
Eso sí, los nombres de los personajes reales han sido modificados. El que vendría a ser Ed Gein, es bautizado como Ezra Cobb y está interpretado majestualmente por Roberts Blossom (el mayor acierto de la cinta). Veremos como el tipo diseca el cadáver de su madre, come carne humana, decora la casa con partes de cadáveres, vamos; tal cual hizo Ed Gein en la vida real. Eso sí, la peli no acaba de cuajar. Se supone que debería ser aterradora, inspirar escalofríos o por lo menos hacer que sintamos algún tipo de sensación de pánico por lo visionable. Pero no. La peli no acaba de presentarse como realista, sus efectos de maquillaje son bastante cutres (y eso que estaba Tom Savini de encargado, pero se nota que eran sus inicios), demasiado acartonados y cantosos como para tragarnos que estamos ante cadáveres o sangre reales (véase el realismo que consiguió Tobe Hooper con su ''matanza de Texas'' y comparar con la cutrez escénica de ésta). Así mismo la peli posee ciertos toques de humor negro que la joden por completo, lo que propicia que sea difícil tomarla verdaderamente en serio, cosa que habría sido fundamental tratando el tema que trata. 

Siniestra decoración casera

Ezra está muy ocioso
Tampoco es que sea muy amena, se torna muy lenta y acaba aburriendo, cosa que no pasaba (vuelvo a tomarla como referencia) con ''La matanza de Texas''. Comparo ambos filmes porque se trata de la prueba viviente de que con medios precarios idénticos e inspirándose en un mismo caso, se pueden hacer dos cosas abismalmente diferentes. En este caso, el resultado es bastante cutre y se nota su precariedad en un nulo intento de transmitir sensación de mal rollo, sin conseguirlo, en el otro; el talento y la imaginación ofrecieron una obra maestra que heló la sangre de medio mundo y que a día de hoy sigue viéndose increíblemente realista y escalofriante. Por ello es entendible porque una fue un exitazo y de la otra prácticamente nadie se acuerda, y eso que fue la primera en hacer una versión fiel de la vida de un asesino tan brutal, lo cual se supone que debería haberla ayudado a ganarse cierto renombre.

Trastornado, está un rato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada