jueves, 30 de julio de 2015

Cabin Fever 2 (2009) de Ti West



El virus devora carne sigue en activo
Aquí tenemos la secuela del que supuso el debut de Eli Roth, ''Cabin Fever'', en la cual el propio Roth no tuvo nada que ver. Este film, al menos en España, apareció directo en el mercado doméstico, vía DVD, desconozco si en otros países llegó a estrenarse en cines, pero lo dudo, porque no estamos ante, por así decirlo, un proyecto de una calidad ejemplar. Tomó las riendas de la dirección Ti West, un tipo que ha destacado dirigiendo films de terror de serie B de tono muy clásico, homenajeando la década de los setenta y ochenta, gracias a lo cual parece haberse ganado un cierto estatus de culto, hay reducidos grupitos que parecen aclamarlo como un autor destacado dentro del género de terror. En lo personal, poco he visto de él, pero lo que he visionado no sólo no me ha llamado la atención especialmente, sino que me ha parecido bastante del montón tirando a malo, en especial la que nos ocupa.  

El gilipollas del poli de la primera es todo un estorbo

A esto se le podría llamar una señora felación
''Cabin Fever 2'' continúa la historia de su antecesora, recordemos que ésta expuso como un grupito de adolescentes quedaba expuesto a una especie de virus mortal que hacía que su carne comenzara a pudrirse, cuyo medio de transmisión era el agua. Pues bien, aquí prosigue el contagio a gran escala, resulta que un embalse de agua del que se abastece un instituto en el que se prepara la multitudinaria fiesta de graduación que tiene a los teenagers como locos, resulta ser el foco infecto de este mismo virus tan letal. El resultado, será un baile de promoción auténticamente teñido de sangre, y además, en proporciones abismales. Del film puedo destacar mínimos detalles, el primero y más importante la cantidad de zafiedades, aspectos de mal gusto y guarradas desagradables que plasma en la pantalla. El gore abunda por un tubo, por lo tanto hay que agradecer que sus realizadores no se cortasen un pelo y arriesgasen a la hora de hacer un film incluso más bestia que su antecesor. 

Éste no es el baile de graduación soñado

Tiñiendo de sangre la pista de baile
El segundo aspecto a destacar es ese emotivo homenaje al genuino slasher ochentero ''Noche de graduación'' protagonizado por Jamie Lee Curtis, utilizando una de las piezas musicales de ésta en una de las escenas del baile. Y por último, no podía faltar, tratándose además de una graduación sangrienta, el correspondiente homenaje a ''Carrie'', véase la protagonista vestida de gala desfilando media película de aquí para allá totalmente cubierta de sangre, lo cual recuerda mucho a la desafortunada Sissy Spacek vagando por las calles después de que le volcaran el tristemente famoso cubo de hemoglobina encima. Por lo demás, a mí realmente ''Cabin Fever 2'' me pareció una gran gilipollez. El film pretende hacer uso de un humor negro que no sólo no es efectivo sino que acaba cansando. La presencia repetitiva del poli de la primera (Giuseppe Andrews) soltando chistes todo el rato, me parece un estorbo, así mismo como otras muchas escenas que pretenden aunar lo gore con lo gracioso y que no consiguen, desde mi punto de vista, el efecto requerido. 

Una Carrie en potencia

Encima, no sirve, como secuela que es, para aportar más información a lo ya visto en la primera parte, por lo tanto perfectamente podrían habérsela ahorrado sin contemplaciones y nadie la echaría de menos. Sin más, es una peliculilla de mierda que puede servir como disfrute para los goremaniacos menos exigentes.

Cortando por lo sano

No hay comentarios:

Publicar un comentario