martes, 14 de julio de 2015

Anastasia (1956) de Anatole Litvak



La auténtica Anastasia Romanov
R.I.P. (1901 - ¿1918?)

Seguro que muchas personas que ronden mi edad, habrán conocido la historia de la duquesa Anastasia Romanov a través de la entrañable e inolvidable película animada de Don Bluth, estrenada en 1997 (a la cual, ya le dedicaré su correspondiente comentario). La especulación acerca de la supuesta supervivencia de la propia Anastasia, tras el asesinato de toda su familia, los zares de Rusia, durante la matanza de Ekaterimburgo en 1918, en plena revolución rusa, ya había dado lugar a adaptaciones cinematográficas anteriores a la propia versión infantil, como la que nos ocupa. Aunque la versión oficial acabó dando por muerta a la auténtica Anastasia, siempre se mantuvo en el aire la posibilidad de que hubiese sobrevivido y que anduviese desamparada por el mundo, presa de la amnesia o manteniendo su auténtica identidad a raya, esa premisa es la que mueve el argumento de esta ''Anastasia'', un grupo de leales súbditos del zarismo emplea la búsqueda de la duquesa, con el convencimiento pleno de que está viva. Un oportunista llamado Sergei Pavlovich (Yul Brynner), intenta sacar tajada de la recompensa que existe para quien de verdad localice a Anastasia, así que muy avispado él, decide intentar hacer pasar a una mujer desconocida, Anna (Ingrid Bergman) por la duquesa desaparecida, gracias al parecido existente entre ésta y la verdadera Anastasia (en la línea que después también emplearía la versión animada, más popular y conocida). 

¿Es Anna Koreff (Ingrid Bergman) la auténtica duquesa Anastasia?

Sergei Pavlovich (Yul Brynner) entrena a
Anna para hacerse pasar por Anastasia
Pero, sucederá algo increíble, pues Anna comenzará a dar muestras de que tiene poco de impostora y que muy probablemente, podría ser Anastasia en persona, víctima de una incómoda amnesia. Hablando propiamente del film, a mí me pareció magnífico, en serio, una soberbia joya, elegantemente realizado, ambientado e interpretado. Destacar la presencia de una magna y sobrecogedora Ingrid Bergman, la actriz sueca llevaba unos años separada del mundillo de Hollywood, ya que profesionalmente no había logrado cosechar sus éxitos de antaño, sin embargo ''Anastasia'' supuso su regreso y despunte por la puerta grande, Bergman acabó llevándose su segundo Oscar a la mejor actriz gracias a este increíble papel, donde luce espléndida y arrolladora. 

Anna luce como una auténtica duquesa

La secundan el también excelente Yul Brynner (que ese mismo año también sería premiado con el Oscar al mejor actor, por su actuación en ''El rey yo'') y la veterana Helen Hayes, como la emperatriz Maria Feodorovna, abuela de Anastasia. Pues lo dicho, considero que ''Anastasia'' es un film excelente, entrañable, triunfal, artísticamente impecable y cien por cien disfrutable por todo aquél amante del Séptimo Arte. Una película extraordinaria digna de rememorar junto con su posterior versión animada. 

Anna con su ¿abuela?, la emperatriz Maria Feodorovna (Helen Hayes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario