jueves, 20 de octubre de 2016

Amer (2009) de Hélène Cattet, Bruno Forzani



Imposible no acordarse de ''Suspiria''
Estamos ante una obra inclasificable, no cabe duda. Un film belga experimental cuyos directores se han currado una sorprendente y bellísima puesta en escena que sin lugar a dudas recupera aquellos lujosos códigos visuales del clásico giallo italiano. El film en lo referente a su apartado estético, es todo un homenaje a los magnos trabajos de Mario Bava o Dario Argento, con esas gamas cromáticas acaparando la escena, planos imposibles, los escenarios y la arquitectura convertida en un personaje más, ambientación asfixiante, etc. O sea que desde un punto de vista escénico, estamos ante una absoluta obra maestra, un film cuidado al detalle y filmado con arraigo y un curre encomiable. Ahora bien, ¿estamos ante un giallo?, pues realmente no lo sé y si digo esto es porque argumentalmente ''Amer'' es un cacao. Nada tiene sentido lógico, ¿es surrealismo lo que se nos presenta?, ¿o simplemente mera excusa de sus realizadores para jugar con la cámara y experimentar trucajes visuales?

Rojo profundo

Elementos giallísticos por excelencia;
guantes negros y navaja de afeitar
Toda explicación podría ser posible, lo que es indudable es que como película para visionar es intragable, por muy bella que sea visualmente hablando. Si querían haber hecho un buen homenaje al giallo desde luego en cuanto a fotografía y ambientación malrollera, ¡chapó!, lo consiguieron, pero no hubiese estado mal que se hubiesen esmerado en construir un guión coherente para contarnos una historia. El film es curioso, de eso no cabe ninguna duda, pero termina, como ya he dicho siendo extremadamente saturante. Carece de diálogos y lo que se nos expone ante la cámara parece ser el desarrollo de una niña que se acaba convirtiendo en adulta y que a través de imágenes oníricas va despertando su sexualidad. Pero vamos, que esto podría ser tan cierto como que realmente no nos quieren decir nada, no hay lugar para el sentido común. En resumen ''Amer'' se apoya en el atractivo de su fascinante, hipnótica y bellísima puesta en escena, deudora con categoría de la buena época del giallo italiano, pero nada más, el resto es un mojoncete aburrido hasta el paroxismo, casi una hora y media de auténtico tedio que, sinceramente, lo reconozco, no aguanté entera del tirón.

Sintiendo el frío tacto de la hoja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada