lunes, 17 de octubre de 2016

Harry, el fuerte (1973) de Ted Post



El rudo Harry Callahan (Clint Eastwood) vuelve a las andadas
La secuela de ''Harry, el sucio'' no se hizo esperar y tan sólo dos años después del exitazo de ésta, apareció ''Harry, el fuerte'' (vamos, título patatero hispano donde los haya, teniendo en cuenta que el original es ''Magnum Force''; en fin menos mal que no aprendimos inglés gracias a nuestros ilustres traductores). Antes de comentar en sí la película, voy a hacer alusión a algo que he visto reseñado en múltiples críticas respecto a este film. En primer lugar se apunta que es una peli inferior a su antecesora, en mi opinión no lo creo así, son distintas sin más. Sí es cierto que la primera me parece un thriller mucho más tenso, más frenético y que se apoyaba más en el suspense, siendo éste sustituido por la acción en esta secuela. En segundo lugar, se comenta mucho que la esencia del famoso personaje de Clint Eastwood, ha sido dulcificada en pro de que el personaje de Harry Callahan fuese menos políticamente incorrecto. La original ''Harry, el sucio'' recibió múltiples quejas por el hecho de que si el personaje representaba machismo, xenofobia, racismo etc, etc; detalle que en esta ocasión parece que quisieron rebajar, dado lo extremos ideales del personaje.

Ahora Harry tiene un compañero afroamericano, para que no lo acusen de racista

Alguien se está tomando la justicia por su mano
Yo tampoco lo veo así, no creo que Eastwood se muestra más contenido ni que el personaje haya sido modificado tanto, aunque sí es cierto que quizás se torna menos rudo y más humano que en su antecesora, yo la verdad salvo por la peculiaridad de que en España el doblaje se cargó un poco al propio Harry (me fastidió mucho no escuchar a Constantino Romero -que en paz descanse- en los labios de Clint Eastwood), seguí viendo el mismo personaje, un poli fantoche que persigue a los malos siguiendo sus ''poco ortodoxos'' medios. En cuando al argumento de esta peli, la verdad es que me gustó mucho y es más la misma temática ha sido bastante utilizada en múltiples thrillers de tipo policíaco, posteriores y anteriores a este ''Harry, el fuerte''. La cosa es que un grupo de polis deciden tomarse la justicia por su mano e ir acabando con ''la escoria'' de la sociedad, mafiosos, ladrones, chulos, asesinos y delincuentes de todo tipo, a los cuales van acribillando cuando tienen la ocasión, para realizar la labor propicia que los jueces no hicieron con ellos. 

¿Los malos pueden ser polis?

David Soul no tardaría en hacerse muy popular
siendo Hutch en la serie ''Starsky y Hutch''
Será pues el propio Harry quien tenga que enfrentarse con los suyos propios, teniendo en cuenta que la labor de ser un buen policía, no equivale a tales fines. Me gustó del film además esa crítica que hace del sistema policial, algo que contrasta un poco con el mensaje de la primera película, en la cual si bien Harry justificaba cualquier acto violento en pro de acabar con los malos, aquí es más moralista y debe frenar a los que consideraba ''buenos'' para que sus métodos de acabar con los ''malos'' no resulte tan poco correcto y violento. Como ya dije, sin más me parece una peli distinta a su antecesora, a pesar de compartir personaje principal, el tono y el argumento son bien diferentes lo cual está bien, no se trata pues de una secuela al uso que imita a la original y además aporta otra perspectiva. El guión me parece correcto, está muy bien filmada con escenas de acción genuinamente realizadas y en resumidas cuentas, Clint se luce que es de lo que se trata, a mí me gustó bastante y no necesariamente ni más ni menos que la primera.

Listos para ejecutar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada