miércoles, 26 de octubre de 2016

El código Da Vinci (2006) de Ron Howard



Tom Hanks es el ilustre simboligista Robert Langdon
Bueno, abordar el comentario de una película tan polémica siempre es una labor algo complicada, pero como siempre digo, aquí el que escribe va a hacerlo desde su apreciación totalmente personal y libre de ningún tipo de carga pensante ajena. ''El código Da Vinci'', como prácticamente todo buen hijo de vecino sabe, es la adaptación de un popularísimo y ultra-famosísimo best-seller escrito por Dan Brown. El tipo lo petó de sobremanera con una historia de intriga, suspense, policíaco, mezclado con el controvertido tema de conspiraciones religiosas, lo cual captó la atención de un amplio público, al igual que la desaprovación de los ideales más arraigados al catolicismo. Esa polémica generada por la propia Iglesia, tachando esta obra como herética, no hizo más que potenciar su fama y que muchos otros (incluídos yo), se interesasen por ella. Vale, no soy muy dado a la lectura y el libro, el cual intenté leer por curiosidad, me resultó demasiado denso, pero me salvó Ron Howard (excelente director que nos regaló entre otras, ''Cocoon'', ''1, 2, 3,... Splash'', ''Willow'' o ''Una mente maravillosa'') cuando se decidió a adaptarlo a la gran pantalla; lo sé, soy vago, me dije en dos horas y pico voy a descubrir los entresijos del tema que tanto furor causaron mil y pico páginas. 

Langdon y la investigadora Sophie Neveu (Audrey Tautou) descifrando claves ocultas

No es Billy Idol, es el malvado Silas (Paul Bettany)
Pues bien, la película se estrenó y ¡cómo no!, hubo polémica. Por un lado, los de la Iglesia que si es un insulto contra la religión católica que si bla, bla, bla; eso no pillaba de sorpresa a nadie. Por otro, los adeptos al libro, que si la adaptación apesta, que si los actores estaban mal escogidos, que si era mucho mejor el libro; bueno, que tampoco pillaba de sorpresa a nadie. Y por otro, estábamos aquéllos que íbamos de nuevas sin leer el libro, dispuestos a disfrutar de lo que iba a plasmarse en pantalla, sin ningún tipo de juicio anticipado. Aquí hubo opiniones dispares, pero como siempre digo, para gustos están los colores. En lo personal debo decir que la película me gustó mucho. Sí; por supuesto no soy quien para discutir con los eruditos del libro, pero desde mi perspectiva es un film comercial que cumple con lo establecido. La dirección es solvente, el casting acertado (-No sé qué tanto daño ha hecho Tom Hanks haciendo del prota Robert Langdon, yo creo que si existe un actor que puede con todo lo que se le eche encima, ése es él; bueno está también la de ''Amelie'' -porque Audrey Tautou siempre será Amelie-, haciendo de ¿Amelie?, su expresión ni dice mucho, porque es bastante ranciuca; pero bueno. Por cierto, me encantó Paul Bettany como el villano Silas, ¡papelón y muy acertada la personificación!-), la puesta en escena es sobresaliente, los escenarios, decorados y demás parafernalias técnicas, también; por lo tanto estamos ante un film que da de sobra lo que venía prometiendo; acción, intriga, tensión; ¡chapó! 

¿Qué ocultan los cuadros de Da Vinci?

Hay mensajes escondidos por todas partes
Los ingredientes para convertirse en el taquillazo del momento los tenía y de hecho se convirtió en el taquillazo del momento, ''El código Da Vinci'' lo petó con una excelentísima recaudación (¡obvio!), posicionándose como una de las más taquilleras de su año (más de 700 millones de dólares en todo el mundo envolsados). Bueno, de la historia no he comentado nada, pero supongo que es algo que como ya dije antes, todo hijo de vecino a grandes rasgos conoce, lo que me encanta es que aún tratándose de una historia de ficción, ese apoyo en base a una postulación que perfectamente (o casi con seguridad es) podría ser algo verídico, ¿tendría Jesucristo descendencia?, ¿verdaderamente aquella mente pensante tan prodigiosa como fue Da Vinci -entre otros muchos- dejaron mensajes ocultos en sus obras? Realmente creo que la trama del film es lo suficientemente potente como para -omitiendo el tema del libro y demás- enganchar por sí misma. Omitiendo pamplinas varias, ya lo digo, me pareció una película muy disfrutable y entretenida, recomendable para todo aquél que quiera permanecer algo más de dos horas enganchado a una buena historia. 

Sir Leigh Teabing (Ian ''Gandalf'' McKellen)
tendrá su participación en la resolución del enigma

Por cierto, comento para finalizar, escuchando argumentos de historias concebidas por Dan Brown y autores similares, me viene siempre a la cabeza una bizarrada italiana algo perdida con el tiempo, como fue ''El engendro del diablo'', de 1989 dirigida por Michele Soavi y producida por Dario Argento; la menciono porque recomendaría a más de algún erudito danbrowniano que le echase un vistacillo y, guardando las distancias, que viese las referencias que pudo asentar en estos autores tan ''modernetes'' para la concepción de sus historias sobre conspiraciones religiosas. 

Grotesco ritual

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada