martes, 4 de octubre de 2016

La casa muda (2010) de Gustavo Hernández



La prota, Laura (Florencia Colucci)
Película uruguaya, de un director novel,  con la coletilla de estar basada en hechos reales y rodada en un único plano secuencia. La propuesta, no cabe duda, suena interesante, eso sí, con tales elementos hay que saber llevarla a cabo como Dios manda y ése, pues no es el caso. No cabe duda que la película está cuidada desde el punto de vista audiovisual, rodarla en un único plano secuencia no es moco de pavo y el realizador demuestra un buen saber hacer y una planificación escénica encomiable, teniendo en cuenta además sus medios claramente precarios. La historia nos cuenta como un padre y una hija llegan hasta una casa en el campo, totalmente aislada del mundo, para restaurarla, ¿por qué?, no lo sabremos, la cuestión es que ambos acaban en dicho lugar, completamente solos. La cuestión es que parece que en sitio también hay un asesino, alguien misterioso que pondrá en peligro la vida de los protagonistas y se desatará un tenso juego de supervivencia, del que, a través prácticamente (nunca mejor dicho) de los ojos de la desvalida chica (la actriz Florencia Colucci lo hace muy bien, por cierto) iremos siendo testigos los espectadores. 

La casita solitaria

¿Hay alguien ahí?
Como ya dije, la propuesta en interesante, una joven, inocente, asustada, intenta esconderse en los recovecos de una casa oscura y tenebrosa, de la persecución de un perturbado que, según iremos descubriendo, ya había derramado sangre con anterioridad en dicho lugar. La peli logra inquietar por momentos, pero ¿cuál es su principal problema?, la falta de ritmo, dura una escasa hora y diez minutos y se hace interminable y muy repetitiva. Cuando ya llevas más de media hora viendo oscuros planos de un pasillo, tomas de objetos pocos nítidos y escuchando respiraciones jadeantes o lamentos inaudibles, tu mente desconecta y la película acaba aburriendo, en vez de transmitir el supuesto malestar que debería transmitir. Así mismo, la simplicidad argumental acaba mostrando un giro explicativo final que, sinceramente, creo que jode por completo la película. En lo personal encontré las supuestas explicaciones que el realizador pretendía dar para finalizar la historia, bastante ridículas.  

Como jode estar a oscuras

''La casa muda'' no destaca mucho más que por el mero hecho de la técnica de su filmación, pero por lo demás no acaba de enganchar en ningún momento, acaba resultando cansina, vacía y argumentalmente flojísima. Puede valer como ejemplo de mera pieza amateur de experimentación, pero poco más, poca gente creo que aguantase un segundo visionado de la misma.

Inquietantes fotografías

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada