miércoles, 5 de octubre de 2016

Sed (1979) de Rod Hardy



La sufrida prota Kate Davis (Chantal Contouri)
se resiste a aceptar su conducta vampírica
''Sed'' es un curiosísimo y diferente film sobre vampirismo. Teniendo en cuenta que es una producción australiana y que data de finales de los setenta, hay que decir que fue de lo más innovador a la hora de presentarnos una imagen totalmente moderna del vampiro que nada tenía que ver con la que tantas veces nos lo habían mostrado pelis más clásicas (en este aspecto, vendría a ser un poco como ese otro clasiquillo, ''Martin'' de George A. Romero). La película nos muestra a los vampiros, como seres diurnos (no les afecta para nada la luz del sol), inteligentes y perfectamente adaptados a la sociedad que además confluyen una especie de secta. En una retirada granja, mantienen a un grupo de humanos secuestrados de los que obtienen la sangre para abastecerse, ''ordeñándolos'' como si fuesen vacas, y después envasando y distribuyendo dicha sangre como si fuese leche. 

Una granja de humanos

Nunca es tarde para dejar salir el vampiro que tenemos dentro
Vamos, que estos vampiros están bien preparados para la vida actual, nada que ver con el típico monstruito marginal que se asustaba de los crucifijos. Pero como clan necesitan una líder y ésa es nuestra protagonista, la descendiente de una milenaria condesa (vendría a ser una especie de Elizabeth Bathory), la cual reniega de sus orígenes vampíricos y repudia el acto de beber sangre. Así pues, los miembros de la secta, se encargarán de lavarle el cerebro, mediante técnicas de tortura psicológica, para condicionarlar y prepararla para que asuma su papel como digna líder de los vampiros y sacie sin remilgos su sed de sangre humana. En definitiva, ''Sed'' presenta un argumento la mar de original, a la par de una realización sobria y muy eficiente. La peli ha cosechado con el tiempo cierto estatus de cutlo, aunque sigue siendo un tanto desconocida y precaria. En el reparto se puede ver alguna que otra cara conocidilla, como Henry Silva habitual afincado a hacer de villano en producciones de serie B, o David Hemmings, recordado protagonista del truño de Antonioni ''Blow up'' o del magno giallo de Dario Argento, ''Rojo oscuro''

El Dr. Fraser (David Hemmings)

Sin lugar a dudas es una película que merece la pena visionar, sobre todo para aquellos amantes del tema vampírico, descubrirán un film totalmente atípico y diferente, más de uno seguro que se llevará una sorpresa con él. En lo personal, me gustó bastante, está muy bien ambientada, interpretada y musicalizada (su banda sonora es un gran punto a su favor a la hora de crear mal rollo).

La líder a punto de hincar el diente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada