miércoles, 30 de marzo de 2016

Juegos salvajes (1998) de John McNaughton



La sexy Kelly Van Ryan (Denise Richards)
A mí esta película me parece un peliculón. Lo digo muy en serio, creo que, según he leído alguna que otra crítica sobre ella, que se la valora debidamente. ''Juegos salvajes'' fue una película que me impresionó muchísimo, y es que presenta un guión tan cojonudamente elaborado en el que nada es lo que parece, que engancha de una manera apabullante, magnética, eléctrica. Todo comienza con la denuncia que hace una ricachona y cachondona alumna (la sexy Denise Richards) contra un profesor (excepcional Matt Dillon), por abuso sexual. Él proclama su inocencia, pero de pronto aparecerá otra joven marginal (fabulosa y espectacular Neve Campbell, en pleno apogeo gracias a ''Scream'') que también asegura haber sido violada por él. El juicio representará un espectáculo dantesco, en el que también tendrá cabida un policía corrupto (también genial Kevin Bacon) y en el que las tensiones entre ambos, los secretos, las mentiras y un montón de asuntos sucios inesperados irán saliendo a la luz. 

Kelly y Suzy (Neve Campbell) se ponen finas

¿Qué se traen entre manos estos tres?
''Juegos salvajes'' es un auténtico torbellino, una montaña rusa cojonuda y absolutamente enrevesada. Cuando piensas que algo está resuelto, de pronto surge una nueva incógnita que desmiente lo que parecía y así sucesivamente hasta un final que deja boquiabierto al espectador. El film viene adornado además por un elegante erotismo capaz de subir la temperatura fácilmente sin caer en lo burdo y obsceno, lo cual incorpora un exquisito gusto picante a la trama, que le viene de perlas. Suspense trepidante al mejor estilo Hitchcock, ¡su trama, en serio, es tan asombrosa que inevitablemente quedas prendado de ella y pegado al asiento hasta que aparecen los créditos finales! ''Juegos salvajes'' es imprescindible para los amantes del buen thriller, toda una joya que merece mayor consideración de la que goza; excelente reparto, dirección más que grata (el realizador es el mismo que hizo esa violenta pieza de culto llamada ''Henry, retrato de un asesino'') y un guión, como ya he señalado, currado al máximo detalle y sorprendente. Una película de visionado obligado. 

¿Qué trapos sucios ocultará el detective Duquette (Kevin Bacon)?

No hay comentarios:

Publicar un comentario