jueves, 3 de marzo de 2016

Quiero ser libre (1980) de Michael Apted



La auténtica cantante Loretta Lynn
Y aquí sí le dieron a la gran Sissy Spacek su merecidísimo Oscar, aquél que no quisieron otorgarle por su desgarradora e inigualable interpretación en ''Carrie''. Bueno, desde que vi esa magistral obra maestra de Brian De Palma, quedé prendado de Sissy Spacek, una actriz increíble, inconmesurable, magnética, vamos, una de esas actrices que hoy en día, por lo general (de las nuevas generaciones) escasean. Sissy se roba el film, es su alma, su timón y deja boquiabiertos con una actuación portentosa de la cantante de country Loretta Lynn. Esta película biográfica recorre, en líneas generales, todo el recorrido de dicha cantante, desde que era una joven de familia humilde, hasta su tortuoso matrimonio (se casó con trece años y tuvo cuatro hijos antes de tener veinte) y la serie de inconvenientes que se fue encontrando hasta alcanzar la cúspide del éxito en el mundo del espectáculo. En sí, a mí, debo decir que no me gusta el country y que realmente el tema del film, no es que me apasionase mucho ni me llamase poderosamente la atención, pero claro ¡estaba Sissy!, y por ella la vi y ciertamente, me gustó más de lo que me esperaba. 

Loretta (Sissy Spacek) con su marido Doolittle (Tommy Lee Jones)

Que esté ella encabezando el reparto ya daba muestras de grandeza, pero es que aparte la peli sale bien parada en muchos otros aspectos, la dirección el solvente, el guión ameno y certero a la hora de tocar los puntos clave del argumento, haciendo la historia interesante y en líneas generales es, como tiene que ser una película de su clase, un buen retrato biográfico, recogiendo los elementos más relevantes de su vida para convertirla en interesante en la pantalla. Sin más ni más, no es una obra maestra, pero es disfrutable y, repito, merece la pena por ver a Sissy Spacek y admirar el porqué se mereció las estatuilla que en ese año se llevó a casa a la mejor actriz.

Loretta ya convertida en toda una estrella del country

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada