jueves, 31 de marzo de 2016

El abogado del diablo (1993) de Sidney Lumet



La brillante abogada Jennifer Haines (Rebecca De Mornay)
Excepcional thriller judicial, digirido por todo un veterano de Hollywood, Sidney Lumet (responsable de reputadísimos films como ''12 hombres sin piedad'' o ''Network, un mundo implacable''). ''El abogado del diablo'' no contó con el respaldo de la crítica (aunque sí cosechó cierto éxito en taquilla), y ésta se cebó con ella, tachándola de un film menor en la filmografía del director, y de pecar de un guión poco esmerado. Bueno, en mi opinión no estoy nada de acuerdo, es posible que la historia no sea la más original del mundo pero como peli de suspense mantiene muy bien el tipo, creando la tensión justa en cada momento. La historia trata sobre una prestigiosa abogada (interpretada por la genuina Rebecca De Mornay, que venía de tener un éxito apoteósico gracias a ''La mano que mece la cuna'') que acepta defender a un tipejo chulesco, engreido y mujeriego (Don Johnson, bastante alejado de su rol en la serie ''Corrupción en Miami'') al que se le acusa de haber asesinado a su millonaria esposa, lanzándola por una ventana. En un principio entre los dos parece surgir una especie de rollito que parece indicar una seducción romanticona mútua, pero la cosa se tornará mucho más oscura.

El nuevo cliente de Jennifer, David Greenhill (Don Johnson)

Su nuevo caso le destroza los nervios a Jennifer
Cuando la abogada empiece a descubir la verdadera personalidad de su cliente, se verá en la difícil situación de ejercer su labor profesional, o delatar al que podría ser un casi más que posible asesino psicótico. A mí el film me encantó, Rebecca De Mornay está espléndida; se me hizo raro incluso verla en el rol de víctima inocente después de deslumbrarme con su mítica actuación de lunática peligrosa en ''La mano que mece la cuna''. En cuanto a Don Johnson, bueno, no es santo de mi devoción, pues me resulta un poco cargante, pero su papel lo desempeña bien y da el pego con soltura. El film es muy ameno, muy entretenido y engancha fácilmente desde el minuto uno. No entiendo que tanta inquina generó leyendo el puñado de malas críticas despachadas en su contra, es posible que muchos detalles sean algo previsibles, pero no creo que la trama sea decepcionante en ningún momento, la tensión va in crescendo hasta desencadenar en un emocionante y frenético final que a mí me dejó más que satisfecho. Me parece un thriller más que decente y muy pero que muy recomendable. 

¿Es David un asesino?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada