martes, 29 de marzo de 2016

Troya (2004) de Wolfgang Petersen



Brad Pitt es Aquiles
Deslumbrante superproducción épica, de brillante realización, entretenida y sí, mainstream, o sea comercial, para el mal de los gafapastas de turno que, obviamente, han despotricado contra ella lo que no está escrito. ''Troya'' es un film comercial, ¿en serio, nadie se dio cuenta?, con actores populares y de tirón en la taquilla (yo soy el primero que detesta la presencia de Orlando Bloom, pero era su momento, estaba justificado porque las chavalucas lo demandaban), pero es que no hay nada de malo en ello, el cine es un negocio, que algo sea comercial y destinado a sacar unos cuartos no conlleva que sea malo; malo es que haya petardos que siguen haciendo truños para matar de aburrimiento al espectador y que los siga habiendo que consideren eso ''cine puro'', en serio estos merecían que un Aquiles los decapitase en el acto (con ironía, por supuesto, que luego le acusan a uno de hacer oda gratuita a la violencia). 

El ceporro de Paris (Orlando Bloom) y Helena (Diane Kruger)

Mi personaje favorito, Hector (Eric Bana)
Bueno, estamos ante una adaptación del épico texto de Homero, obvio, ¿podría haber sido mejor, peor, más fiel, menos? Puede que sí, pero ¿qué es lo que importa?, que la película cumple como espectáculo, que la película cumple como elemento de distracción y que por ello la película es funcional cien por cien. Aparte, no se puede negar, la puesta en escena, efectos especiales, decoración, vestuario, etcétera etcétera, son un lujazo, el film hace gala de un increíble trabajo escénico y eso digno de valorar. Luego está el tema del casting, algo bastante criticado y no precisamente para bien. Veamos, Brad Pitt hace de Aquiles, sí, luce musculitos, sí, parece que esté danzando a su favor para ganarse los piropillos de las quinceañeras de turno, sí, hasta nos enseña el trasero con chulería, sí, vale, ¿eso significa que Pitt no encaje en el papel? Yo creo que no. Está Eric Bana haciendo de Hector, para mí el papelón de su vida, es intenso, es el alma mater del film y he de reconocer que me dolió su final profundamente (aunque ya era conocedor de él). 

Se avecina una batalla cojonuda

Aquiles va de duro pero tiene su corazoncito
Está Orlando Bloom, que me parece una mierda de actor, que va de guaperas siendo un tirillas de poca monta y que encima su caracterización da pena, pero pena de veras, pero bueno, este lastre no jode todo lo demás. El resto del elenco es, sobresaliente, desde mi punto de vista, con actorazos como Brian Cox, míticas estrellas del Hollywood clásico como Peter O'Toole o Julie Christie poniendo un broche de oro, Diane Kruger guapísima, en fin, que creo que cada uno está a la altura suficiente como para llegárnolos a creer en sus respectivos roles. La dirección del alemán Wolfgang Petersen, experto en este tipo de cine, es soberbia y como ya dije, desde el punto de vista audiovisual ninguna pega se le puede poner (por cierto, yo soy de ésos que no ha visto ese supuesto avión que se coló en una toma y del que tanto se ha hablado). ¿El guión es muy profundo? Pues no, ¿requería la película de ello?, pues no, ''Troya'' se basa en unos arquetipos impuestos, los cuales son funcionales, y en mi modesta opinión no representa ninguna ofensa ni ningún insulto a la historia de Homero, no la denominaría como un peliculón, pero a mí me gustó muchísimo, no necesita de la pedantería que muchos críticos hipsters sabelotodo pretenden imponer para resultar plenamente satisfactoria.

La de disgustos que se habrían ahorrado si hubiesen quemado el caballito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada