martes, 29 de marzo de 2016

Pompeya (2014) de Paul W. S. Anderson



El prota, Milo (Kit Harrington)
Bueno, cuando uno va a ver una película como ''Pompeya'', ha de tener en cuenta algo fundamental, no va a ver una película de un guión excepcional, ni un film que aporte muchas sorpresas argumentales (además, ya sabemos bien que el Vesubio acaba entrando en erupción y arrasando todo a su paso, ¡qué leches!). Si digo esto es, porque en su momento me sorprendió mucho leer ciertos comentarios que tachaban a ''Pompeya'' de ser un mal film, por características como éstas, y si digo que me sorprendió es porque ¡qué puñetas!, parece mentira que todavía no se sepa la clase de película que se va a presenciar, una superproducción mainstream, realizada con más rigor escénico y ansia de entretener que por mera cuestión de hacer una oda fidedigna a la Historia. Nuevamente estamos ante la historia ya contada por ejemplo en versiones cinematográficas anteriores como ''Los últimos días de Pompeya'' de 1935 o ''Los últimos días de Pompeya'' de 1959 (hay más films que han abordado este hecho histórico, pero por mencionar dos concretas que ya he comentado en el blog). 

Romance junto al volcán

El malvado Corvus (Kiefer Sutherland)
En esta ocasión, sus realizadores han tomado la misma treta narrativa (que no argumental exacta) de estas dos producciones anteriores, o sea el guión se centra en los días previos a la erupción del Vesubio, en el que presenciaremos una peli de aventuras, con toques de romance, peleas en la arena a espadazos, venganzas (vamos lo típico de estas producciones épicas), hasta llegar al cuarto de hora final en el que la lava y la ceniza acabará cubriendo por completo Pompeya entera, suponiendo esto, un espectáculo visual encomiable y magno desde el punto de vista escénico. El film se llevó una soberana hostia en taquilla y cosechó críticas nefastas, lo cual, la verdad, me pareció bastante injusto. Vamos a ver, efectivamente no es una película magnífica ni una obra maestra ni nada por el estilo, su casting me parece bastante irregular (el prota, visto en ''Juego de tronos'' me resultó muy desacertado y estático, destaco a Kiefer Sutherland por encima de la media haciendo de centurión villano), pero no por ello creo que se merece el aluvión de críticas tan negativas con las que se la atacó en su estreno. 
 
Pelea en la arena

A mí me pareció una película del montón, funcional, entretenida y llamativa para presenciar en pantalla grande con buena calidad (yo la vi en el cine, y me moló mucho, además lo hice un día de los que costaba más barato y no me dolió nada pagar 3 euros por ello), plagada de vistosos efectos digitales y mucha parafernalia visual, y grato curro escénico, no vale la pena pararse a pensar en si se falsean los datos históricos, si la historia es poco original y si hay mucha profundidad en el guión. Todo aquél que haya disfrutado como películas como ''Troya'', ''Noé'' o ''300'', sabrá encontrarle su atractivo. ''Pompeya'' es nada del otro mundo, pero como blockbuster para pasar el rato, da justo lo que se espera de ella.

El Vesubio está enfurecido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada