lunes, 7 de marzo de 2016

La chica danesa (2015) de Tom Hooper



Einar ''Lili'' Wegener
R.I.P. (1882 - 1931)
Eddie Redmayne me dejó más que maravillado el año pasado con su más que apabullante interpretación de Stephen Hawking, papel que merecidísimamente lo hizo vencedor del Oscar al mejor actor el año pasado. Ahora, este portentoso chaval volvió pisando fuerte quedándose a las puertas de conseguir su segunda estatuilla (aunque por fin se lo dieron a DiCaprio, que el pobre ya lo venía pidiendo a gritos), y desde mi punto de vista se la merecería también (aunque bueno, raro es el caso de que le hubiesen otorgasen otra dos años consecutivos, aunque por ejemplo ese honor ya lo tuvieron Spencer Tracy -en 1937 y 1938- y Tom Hanks -en 1993 y 1994- respectivamente, así que no estaría mal que Redmayne hubiese sido otro digno caso, pero no fue así). ''La chica danesa'' nos cuenta la historia real de Einar Wegener, un pintor que se convirtió en el primer hombre en someterse a una operación de cambio de sexo. La peli retrata el drama de este personaje, perfectamente narrado y detallado, lo suficiente como para que el público pueda comprender esa pesada carga que pesa sobre sus hombros y que le hace ser tan atormentado e infeliz. Einar se siente una mujer y Redmayne por momentos parece una mujer, no sólo por el maquillaje y el pelucón, sino por mucho más, porque como actor es algo increíble, corta la respiración. 

Einar (Eddie Redmayne) posa de esta guisa para...

...su mujer Gerda (Alicia Vikander)
No hay que olvidar al, para mí, peso pesado del film, la esposa de Einar, Gerda, interpretada también brillantísimamente por Alicia Vikander (ganadora del Oscar a la mejor actriz secundaria), la cual sopesa su drama, amando a su marido pero dándose cuenta de que en realidad él no se siente como tal, de que claramente su deseo es ser una mujer, y la valentía que representa ella y el coraje es asombroso, su amor por él hará que sea capaz de apechugar con todo con tal de conseguir que consiga el propósito que le haga feliz. La película no peca de extremadamente sensiblera, las situaciones no son forzadas, el ritmo es ágil y el drama mostrado es natural, por eso creo que funciona tanto, es de esas pelis que no persiguen la lágrima fácil para conseguir hacer sentir al público. Dirige el oscarizado Tom Hooper, el cual también nos regala (mérito por supuesto de la labor de un equipo encomiable) una excelente puesta en escena, con una dirección artística ejemplar y todo tipo de elemento técnico más que sobresaliente. 

Einar se siente una mujer

En definitiva, me parece una pieza de gran valor cinematográfico, sustentada por un trabajo impecable que se ve reflejado en la pantalla y que recomiendo encarecidamente, incluso a aquéllos que puedan sentir ciertos prejuicios por el tema que trata.

Gerda siempre será el gran apoyo de Einar en todo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada