viernes, 9 de agosto de 2013

Los enigmas de Karen (1975) de Dan Curtis



R.I.P. Karen Black (1939 - 2013)
Hoy me he enterado de la muerte de Karen Black, una actriz de culto, musa del terror (en especial en la década de los setenta) e incluso del mismísimo Alfred Hitchcock, habiendo sido una de las protagonistas de la última película del maestro del suspense, "La trama" en 1976. Como reconocimiento a ella, he decidido comentar esta peliculilla en la que fue la protagonista indiscutible, por partida triple además. Se trata de "Trilogy of Horror" (a la que en español le colocaron el horroroso título de "Los enigmas de Karen"), una antología de tres historias protagonizadas todas por la propia Karen Black, sólo que haciendo tres personajes diferentes y escritas por el reputado experto en la materia, Richard Matheson. 

La primera se titula "Julie", y tenemos a Karen Black haciendo de este personaje, Julie, una mojigata profesora que es víctima de un chantaje por parte de un alumno muy cabroncete (Robert Burton). Pero en realidad la mujer no es lo que parece, y al final se producirá una sorpresita que dejará al chantajista con un palmo de narices. 

Julie (Karen Black) y su chantajista (Robert Burton)
 
La segunda lleva por título "Millicent y Therese". En esta ocasión Karen Black interpreta un doble papel, dos hermanas gemelas (llamadas como el título de la historia) enormemente distintas. Una es ingénua y retraída y la otra muy ligerita de cascos y sensual. Ambas viven en una enorme casona y son visitadas por un psicólogo (George Gaynes, el graciosísimo comandante Lassard de "Loca academia de policía"), debido a la extrema obsesión de una de ellas a las ciencias ocultas. Al final se producirá un giro argumental muy previsible y, hasta en aquellos tiempos, más visto que el tebeo. 
 
Therese (Karen Black) y el Dr. Ramsey (George Gaynes)
La tercera y última se llama "Amelia" y es desde luego la mejor y más divertida de las tres historias. En esta ocasión la pobre Amelia (Karen Black) se hace con una estatuilla de madera que contiene el alma de un guerrero zuní. Sobre el muñequito pesa una maldición que advierte que en ningún momento se rompa una cadenita que lleva adherida a la cintura, de lo contrario el perverso monigote recobrará vida. Y así sucede, por lo tanto la pobre Amelia las pasará verdaderamente putas intentando evadir los ataques de este ser tan particular. 

Amelia (Karen Black) con la estatura del guerrero zuní

Como conclusión hay que decir que hay que saber tener en cuenta que se trata de un telefilm, y además que fue hecha con muy poco presupuesto. Por lo tanto, el film se ve enormemente cutre, muy limitado, poco o realmente nada impresionante y en resumidas cuentas en muy poquita cosa. En sí lo que más mola es la tercera historia, por lo curioso que resulta el argumento en aquel instante y porque es la más entretenida y te puedes echar unas risas viéndola, aunque seguramente ése no haya sido el objetivo de sus realizadores. 

El muñeco cobra vida

Como curiosidad, y como bien he visto apuntado en otro blog por ahí, esta tercera historia fue parodiada en uno de los especiales Halloween de "Los Simpsons", aquél en el que Homer se hace con un muñequito de Krusty, el payaso, y éste resulta ser un diminuto asesino. 

El Krusty asesino

*MI MOMENTO FAVORITO: sin lugar a dudas, la escena que más me llamó la atención, es la que cierra la tercera historia y por lo tanto también el film.

Desde luego, le hace falta una buena ortodoncia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada