domingo, 4 de agosto de 2013

Pifias de los Oscars: Tatum O'Neal vs. Linda Blair



Bueno, pues hablando de pifias de los Oscars rematadamente cantosas y repugnantes voy a comentar la que a mí personalmente más me cabrea, porque sinceramente la considero de las más injustas. Se trata del otorgamiento de la estatuilla dorada en 1973 a la mejor actriz secundaria a la repelente niñata Tatum O'Neal por su insufrible papel en la comedia "Luna de papel" de Peter Bogdanovich. 

Tatum O'Neal con su inmerecido Oscar
Vale que la nena tenía 11 años y tal, me parece que además se convirtió en la actriz más joven en ganar un Oscar, pero es que lo que me cabrea profundamente como ya he comentado, es que Tatum O'Neal tenía una muchísimo mejor rival que era la que, sin lugar a dudas, se merecía ese premio. Estoy refiriéndome a Linda Blair (que tenía 14 años), que ese año competía con Tatum O'Neal por el Oscar a la mejor actriz secundaria por, nada más y nada menos, su papel de la niña poseída Regan McNeill en "El exorcista". Subjetivamente por supuesto adoro mucho más el personaje de Linda Blair y la propia película "El exorcista" que la de "Luna de papel", pero es que considero que objetivamente hablando no se puede comparar el papelito de la niñata ésta de Tatum O'Neal con el papelón de Linda Blair. Además, el tiempo lo ha demostrado con creces, ¿quién coño se acuerda de esta repelente niñita? y ¿quién no recuerda a la eterna y mítica niña de "El exorcista"? ¿Acaso el hecho de haber interpretado un papel como éste no hacía a Linda Blair digna merecedora de ese Oscar? Creo que no hay más que ver ambas películas y analizar ambos papeles de las dos chicas y me parece que no hay que ser muy avispado para comprobar que la Blair se come literalmente a la odiosa Tatum O'Neal. Pero bueno, así fueron las cosas, simplemente queda el hecho de constatarlo y denunciar injusticias como éstas que señalan que muchas veces el hecho de otorgar un Oscar a alguien dice muy poco de la calidad interpretativa y meritoria de este alguien y el caso de Tatum O'Neil lo demuestra. 

Linda Blair en los Oscars de ese año

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada