sábado, 25 de enero de 2014

Los chicos del maíz (1984) de Fritz Kiersch



Ésta es la edición de "El umbral de la
noche" 
que, a día de hoy, aún conservo
Sin lugar a dudas es un pequeño clásico de terror. "Los chicos del maíz" es la adaptación de un relato corto de Stephen King, recogido en el libro "El umbral de la noche", publicado en 1976. Recuerdo que de pequeño, me compraron ese libro y lo leí con intensas ganas, ya que me pareció muy ameno por el hecho de estar compuesto por historias cortas. Pues bueno, "Los chicos del maíz" me llamó poderosamente la atención y me fascinó, aún más cuando supe que existía una película; desde ese momento mi objetivo fue localizarla y verla, obviamente. Lo conseguí una tarde, que siendo chiquitajo de compras con mi madre, la vi en un estante de la sección de películas del Corte Inglés, editada en DVD; fue de cuando se empezó a ver este formato, muy a finales de los noventa o principios del 2000. Pues bueno, gracias a mi insistencia, logré que me compraran ese DVD de "Los chicos del maíz" (la primera peli DVD que cayó en mis manos), pero había un problema; ahora había que comprar el reproductor DVD, algo que para mi familia, en aquél momento era casi de ciencia ficción; pero bueno, como recuerdo que estaban próximas las Navidades, no tardó en caer el admiradísimo reproductor como regalo y fue cuando por fin pude disfrutar del visionado de tan ansiada película. 

''Bienvenidos a Gatlin", un pueblo en el que si ustedes
tienen más de 18 años, están condenados a morir

El siniestro Isaac (John Franklin), el líder de los chicos del maíz
Hablando en plata, "Los chicos del maíz" no me parece, ni por asomo, la mejor adaptación de un texto de Stephen King, pero tiene un cierto encanto que la convierte en una película como mínimo entrañable, y más para gente que, como yo, la hemos visto a unas edades más tempranas y por lo tanto nos quede un cierto recuerdo mayoritariamente agradable de ella, incluso me atrevería a decir, mayor del que se merece como tal. La verdad es que si voy a ser tan condescendiente con ella es por esos recuerdos que me proporciona su primer visionado hace bastantes años y que hacen que le tenga cierto cariño; pero no es una gran película, de hecho podría haber estado infinitamente mejor si hubiesen puesto un mayor empeño en la realización de ciertos fragmentos del film, e indudablemente es una de esas películas que vistas hoy en día, no impactan, se ven ciertamente descafeinadas o lights y se nota una burrada que el paso del tiempo no les ha hecho justicia. 

Isaac sermoneando a sus siervos

La pareja protagonista, Vicky (Linda Hamilton) y Burt (Peter Horton)
No obstante tiene aspectos muy positivos que la hacen ser un clásico de su época y una película importante del género. El clímax inicial es muy bueno y sofocante, con un puñado de niñatos (en plan rollo secta) armando la gorda con hoces y hachas, cargándose a todos los adultos, en un pueblecito perdido de la mano de Dios en la América profunda; lo cierto es que me pareció lo más impactante de la película, bastante brutal y angustiante. Posteriormente la historia arranca muy bien, una pareja que se pierde en medio de cientos de hileras de maíz y que no son capaces de encontrar su camino y desafortunadamente llegan hasta el pueblo en cuestión, donde tendrán que vérselas con este grupito de niños tarados ansiosos por eliminar de sus dominios todo rastro de persona mayor de 18 años. La ambientación, durante aproximadamente los primeros 45 minutos, está muy bien conseguida, crea una gran sensación de suspense e inquietud en el espectador. Los actores están correctos, a destacar a Linda Hamilton, que poco después sería la mítica Sarah Connor de "Terminator". Los intérpretes más pequeños también logran hacer una interpretación muy correcta, lo suficiente como para no cogerles tirria o que te parezcan unos niñatos insoportables (como pasa de forma muy habitual en las películas actuales). El punto más sobresaliente del film, desde luego, es su acojonante banda sonora que pone literalmente los pelos de punta, un detalle sobresaliente que consigue ambientar el film dándole un aire escalofriante de forma asombrosa (eso hoy en día es muy difícil de conseguir). 

Los chicos preparados para matar

Cruel castigo para un desertor
Sin embargo la película flojea de manera increíble más o menos hacia la mitad del desarrollo de la historia y se hunde bastante en su parte final, con escenas más bien risibles. El clímax final es bastante patético y trata de remontarlo con un susto final, que en otras películas como "Carrie" o "Viernes 13" suponían coronarlas como obras maestras del género, en este caso incluso te hace soltar una risita involuntaria. El principal problema que le veo, desde mi punto de vista, es que se hicieron la picha un lío a la hora de "estirar" la historia, algo muy común cuando se intenta hacer una película (que por norma general cubra la hora y media reglamentaria) de un relato de apenas unas quince páginas. El relato me parece fabuloso, por su brevedad y por su mala leche, claramente amputada en la película. No obstante, la película da la sensación de que va a la deriva desde el momento en que se aleja de lo establecido en el relato y los guionistas se sacaron de la manga ideas un tanto chapuceras para alargar la historia y conseguir que ésta formase un largometraje. En fin, que "Los chicos del maíz" podría haber sido una película mucho mejor, pero que no deja de resultar entrañable y sin lugar a dudas es muy superior a la bazofia que en general se hace hoy en día.

La pobre Vicky en problemas

Captura de "Disciples of the crow"
*Un par de curiosidades; siempre me ha llamado la atención el enorme parecido que guarda la historia de "Los chicos del maíz" con la del clásico de terror español, "¿Quién puede matar a un niño?" de Narciso Ibáñez Serrador, que también presentaba un puñado de niños asesinos que masacraban a los adultos. Stephen King escribió el relato en 1976, año del que data la peli de Chicho, es obvio que el parecido no fue casual. Por otro lado, existe una adaptación del relato anterior a la película; se trata de un cortometraje llamado "Disciples of the crow" (Discípulos del cuervo) realizado en 1983, que resulta más fiel al texto de King (aunque el final haya sido también modificado); y el cual es posible de visionar por todo aquél que sea excesivamente curioso, en youtube. Aunque ya lo digo, es muy cutre y muy amateur

Un susto final poco efectivo

*MI MOMENTO FAVORITO: la escena inicial sin dudas, en la que entran cuatro chavales en una cafetería y hacen una auténtica masacre con la peña que hay dentro, a golpe de cuchillos y hoces. 

Cualquiera se hace adulto en este pueblecito

2 comentarios:

  1. Se nota bastante la influencia de "quién puede matar a un niño" aunque creo que esta es al revés y va in crescendo, recuerdo que al inicio me había artado rápido del protagonista y solo la veía para ver como lo acaban pero este conforme avanza la trama tiene una evolución y ya para el final le estás hechando porras, muy pocas películas logran generar tanta emoción sin duda un gran clásico.
    Otro punto que concuerdo es que los niñatos arruinan muchas películas y eso que si hay bastantes actores infantes competentes, pero les encanta meter a los más odiosos posibles igual y son hijos de algún productor.
    Los relatos cortos de King son un deleite aunque es una pena que la mayoría de sus adaptaciones son muy malas, aunque una que es un placer culposo de las que son explotación del nombre es la de Cementerio de mascotas 2 que no me parece tan mala incluso es disfrutable, genial entrada.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tu comentario, a mí también me gusta mucho "cementerio viviente 2", ya comentaré ambas, un saludo...

    ResponderEliminar