viernes, 3 de enero de 2014

Dead End (atajo al Infierno) (2003) de Jean-Baptiste Andrea, Fabrice Canepa



La familia Norrington con la intención de pasar una
tranquila Nochebuena, ¡qué ilusos, los pobres!
Apurando ya lo poco que queda de las fechas navideñas, aquí traigo una rareza bastante desconocida, que como muchas otras, eso no significa que quiera decir que sea mala, para nada; es más fue otra de esas peliculillas que vi sin muchas expectativas de que me fuese a gustar y me llevé una sorpresa muy positiva. La película, la verdad me gustó bastante y me pareció un ejercicio bastante satisfactorio de suspense cruzado de manera muy efectiva, con la parodia más descacharrante. Es una pena que pelis tan resultonas como éstas, acaben arrinconadas de mala manera y condenadas a cierto olvido, cuando hay otras mierdas insufribles que poseen de una distribución masiva y más multitudinaria. Pero bueno, centrándonos en el film en cuestión, lo cierto es que la propuesta me pareció muy llamativa y en ciertos aspectos, bastante original. La historia parece muy simple; a modo de road movie, seremos testigos del viaje de una familia completa, los Norrington, que circulan a bordo de su coche para cenar con unos familiares en Nochebuena. 

¡Cuidado, la chica de la curva!

No es buena idea pararse a recoger a esta chica
Resulta que el papi al volante (Ray Wise), decide tomar un atajo, ¡y en qué hora, madre mía!, porque dicha decisión se convertirá en la más errónea de sus vidas. Desde el primer momento que el auto se adentra en el desvío, empezarán a suceder cosas extrañísimas al igual que inquietantes. Todo comenzará con la aparición de una misteriosa joven vestida de blanco que pulula por el arcén, la cual será el desencadenante de una serie de aterradores sucesos en los que la familia se verá envuelta. La cosa irá empeorando, cuando entre en escena un siniestro coche fúnebre de color negro, que sucesivamente va secuestrando a un miembro de la familia, el cual posteriormente será encontrado sobre el asfalto, completamente desmembrado. Pero los hechos inquierantes no acaban aquí, resulta que por mucho empeño, que el resto del elenco sobreviviente, ponga en intentar salir de dicho desvio, esta acción se convertirá en una misión imposible y es que por mucha distancia que logren recorrer, nunca encontrarán el final de esa jodida carretera. 

El hijo adolescente aprovecha la parada para hacerse
tocamientos  en el bosque, ¡pero será indecente!

Este bebé no tiene muy buen aspecto
"Dead End" es desde luego un film inusual, una especie de mezcla de varios elementos muy bien dispuestos, en la que el entretenimiento está asegurado. Como ya he dicho, debido a su desarrollo en el limitado espacio de un auto, podría encajar en el denominativo de road movie. Por otro lado, se puede presenciar un magnífico uso del suspense, gracias a la tensión acumulada debido a la aparentemente falta de lógica de los hechos acontecidos, que en determinado momento acabarán teniendo su explicación. No obstante, aparte de inquietar (que lo logra), también resulta un espectáculo divertidísimo, incorporando a la historia puntazos cómicos muy bien traidos y verdaderamente descojonantes. Me parece muy meritorio el hecho de aunar a la perfección dos géneros tan opuestos como la comedia y el terror y lograr una mezcla decente. La mayoría de los casos que se ha experimentado esta fusión, han resultado un bochornoso desastre, no obstante "Dead End" consigue introducir la cantidad exacta de elementos característicos de dichos géneros, de forma que el resultado es, sino brillante, roza bastante un cierto grado de brillantez. 

El aterrador coche fúnebre

Ese carrito no es tan indefenso como aparenta
No estoy diciendo que la película me parezca una obra maestra, que no lo es, pero sí que dentro de la nefasta producción del género durante la última década, sí que me parece de lo más destacable, sobre todo debido a la cierta originalidad de su propuesta. Hay que destacar, desde mi punto de vista, una muy correcta labor actoral, el minúsculo número de actores que componen el reparto creo que cumplen de manera muy notable con su trabajo, en este aspecto la que más se merece mi aplauso es la pureta Lin Shaye (quien interpreta a la madre), en un papel de la desquiciada madre que además será la protagonista de algunos de los momentos más divertidos del film. Otra cosa que me llamó la antención del film, es su procedencia, resulta que se trata de una producción francesa; la verdad si no llego a leer por ahí no me habría pispado porque parece un film cien por cien americano.

Cada vez van quedando menos miembros de la familia con vida

La madre (Lin Shaye) pierde los nervios
Por su fecha de realización podría ir enmarcado en esa oleada de terror extremo francés que muchos realizadores galos nos han ido exportando durante la última década, aunque siendo francos, "Dead End" casa poco con este tipo de producciones, porque aunque sí es cierto que escenas gore no le faltan (hay alguna bastante explícita que me llegó a impresionar, porque además no me la esperaba), no llega al nivel de salvajismo típico de otras producciones cien por cien francesas. Pero bueno, está bien señalar la influencia europea en un film tan estimable como éste. Lamentablemente no contó con mucha popularidad, pero como ya he dicho, eso no le quita ni un ápice de las muchas virtudes que posee, entre ellas el final, el cual a mí me dejó bastante satisfecho. "Dead End" es una película gratamente recomendable para todos aquéllos que quieran disfrutar de un buen film de suspense en toda regla, y a su vez busquen pasar un momento indudablemente divertido. Para mí, ya lo digo, de lo mejorcito del género realizado en la última década, un film muy bueno y que merece más reconocimiento del que cuenta. 

La cosa se va poniendo cada vez más fea

*MI MOMENTO FAVORITO: aquél en el que el tontarra del hijo adolescente (Mick Cain), se deja llevar por sus instintos primarios y acaba seducido por la siniestra mujer de la curva (Amber Smith). El resultado, el chaval se quedará literalmente sin labio inferior.

¿Esto podría ser considerado como un beso húmedo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario