lunes, 13 de enero de 2014

Los Goonies (1985) de Richard Donner



Los que habéis visto "El señor de los anillos", aquí el que
hizo del hobbit Sam, un Sean Astin mucho más jovencito
¿Hay alguien que no haya visto esta grandiosa película? El que no la haya visto, que la vea, pero cuanto antes. "Los Goonies" es una absoluta maravilla. Una de mis películas favoritas. La he disfrutado en incontables ocasiones, tanto siendo niño viéndola en VHS o por televisión como actualmente en DVD. Es uno de esos clásicos de los ochenta inolvidables, un film al igual que "E.T." o "Gremlins" o "Regreso al futuro", repleto de magia. Una magia especial como sólo clásicos de aquella década podía contener. Es un film muy de su época obviamente, pero creo que nunca pasará de moda y que podrá seguir siendo disfrutado por futuras generaciones que pretendan pasar un rato entrañable y enormemente entretenido. "Los Goonies" es de esos filmes que hoy en día escasean, una historia de amistad y aventuras que despierta nostalgia por todas partes, como ya he dicho en otras críticas mías a films de los ochenta, nostalgia por una década memorable en la que realizaron auténticas maravillas dignas de recordar años después. 

Otros dos goonies, un jovencito Josh Brolin (visto posteriormente en pelis como
"American Gangster""No es país para viejos") y el mítico Corey Feldman

El más simpaticote del grupo, Chunck (Jeff Cohen) 
Actualmente estamos en una década en la que la imaginación escasea, la originalidad en el Séptimo Arte está más que agonizando y montones de bodrios asolan la taquilla. Films como estos son necesarios, no me refiero a película clavadas a "Los Goonies" sino películas que contengan ese "algo" especial que los films ochenteros poseían haciendo deleitar al espectador no sólo por lo entretenidos que eran, sino por ese toque tan prodigioso que pareció irse extinguiendo lamentablemente con el pasar de los años. La película "Super 8" fue un pequeño acercamiento a esta década tan especial, así que por favor sigan haciendo películas de este estilo que emulen esta década dorada, con un poco de esmero se puede (no calcar obviamente) pero si emular a grandes rasgos y hacer disfrutar a tantos como yo que adorábamos el cine de los ochenta (y eso que yo no viví esa década propiamente dicho). 

El chinito (Ke Huy Quan) es un auténtico crack

Los villanos; la familia Fratelli
(Anne Ramsey, Joe Pantoliano y Robert Davi)
"Los Goonies" nos cuenta la historia de unos chavales, cuyas familias están a punto de ser desahuciados (¡qué triste que el tema suene tan de moda actualmente!). Los chicos encuentran un mapa en el desván de la casa de uno de ellos, el cual parece indicar la localización del tesoro de un pirata escondido. Así los chavales se verán inmersos en una entrañable aventura, introduciéndose en una gruta, llena de trampas, que los audaces protagonistas tendrán que ir esquivando. Pero no sólo se verán amenazados por los peligros que vayan encontrando en la cueva, también por la presencia de un trío de malévolos matones que también persiguen el tesoro, los Fratelli, compuestos por la madre (Anne Ramsey) y los dos hijos descerebrados (Joe Pantoliano y Robert Davi). 

Los Goonies al completo, faltaban las chicas (Kerri Green y Martha Plimpton)

Sloth (John Matuszak), será un buen aliado de los Goonies
"Los Goonies" en toda su dimensión, supone una experiencia única, conmovedora, divertida, entretenidísima, nostálgica; en resumidas cuentas; ¡una jodida maravilla! Encontramos de nuevo nombres profesionales en el terreno de las pelis familiares, al señor Steven Spielberg colaborando en la producción y en la concepción de la historia, a Chris Columbus desarrollando el guión y a Richard Donner ("Superman") en la dirección. A destacar momentos tan maravillosos, como la escena de la cueva en la que los chicos han de salvarse de una trampa tocando un órgano, o los inventos del niño chinito (¡qué crack!), la escena de los chavales en bicicleta al compás de Cindy Lauper y tantos y tantos momentos que convierten a "Los Goonies" en algo más que una simple película, en toda una experiencia, en toda una agradable sensación. "Los Goonies" es un film inmortal, una maravilla tan grande que no encontraría palabras suficientes para describir lo emocionante que me sigue pareciendo. Una auténtica joya, realmente imperecedera.

Aquí los chavales salteando obstáculos

*MI MOMENTO FAVORITO: siempre me fascinó y me puso muy tenso, el instante en el que los Goonies deben pasar la peligrosa prueba del organillo.

¡Cuidado con tocar la tecla equivocada!

2 comentarios:

  1. Hay muchos cambios en los personajes, Dorothy no es acompañada por sus tres amigos pero la pelícual es muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿estás hablando de "Oz, un mundo fantástico" quizás?

      Eliminar