jueves, 2 de enero de 2014

Batman (1989) de Tim Burton



El ridículo Batman de la cutre serie sesentera
Bueno, queda poco para terminar la festividad más entrañable del año, así que iré apurando mi particular especial navideño. Pero os preguntaréis, ¿qué tiene que ver "Batman" con la Navidad? La respuesta es obvia, nada de nada, la que guarda relación con esta entrañable época es la secuela "Batman vuelve", así que por lo tanto me ha parecido apropiado comentar antes la primera de las adaptaciones cinematográficas (exceptuando algún que otro serial televisivo) del mítico personaje de los cómics. Realmente esta película supuso mi primer contacto con tan famosísimo superhéroe, cuando la vi siendo bien pequeñajo, recuerdo un Sábado por la tarde que la emitieron en TVE1 (y lo recuerdo bien, porque durante muchos años la mantuve grabada en VHS); aunque también más o menos al mismo tiempo alguna vez que otra me tragué algún capítulo de la serie televisiva de los sesenta, aquella cutre bazofia de aspecto muy flower power (de la cual, por cierto, adoraba la característica banda sonora), que si mal no recuerdo emitieron alguna vez en el Club Megatrix o en programas infantiles del estilo. 

Jack Napier (Jack Nicholson), uno de los más peligrosos
criminales de la ciudad de Gotham, y uno de sus secuaces

Gotham tiene un nuevo héroe
Pero bueno, este film de Tim Burton, podríamos decir que fue quien instauró en mi mente quien era Batman y en resumidas cuentas el modelo a comparar con la estética propia que rodeada a tal personaje. Debo decir que, sinceramente, nunca me entusiasmó demasiado. No se puede negar que la película es entretenida, tiene buenas secuencias de acción y un diseño de producción sobresaliente (eso sí, para ser un film de Tim Burton, no se aprecia ni un solo ápice de su estética característica, más cercana al expresionismo, la cual sí plasmó en la secuela tres años después). He leido muchas veces por ahí, que se ha criticado negativamente mucho de este film, que se alejase de lo que era la concepción estética del cómic original del superhéroe, adquiriendo una especie de aire cercano al cine negro de los cuarenta y cincuenta, en fin, a mí esa libertad creativa no me parece que se le pueda considerar un fallo; aunque bueno tampoco puedo comparar en sí con otra cosa que no sea la porquería de serie televisiva que ya he mencionado, o posteriores secuelas cinematográficas. 

Bruce Wayne (Michael Keaton) y su criado Alfred (Michael Gough)


Napier con otro criminal de aúpa, Carl Grissom (Jack Palance)
En este sentido, sí me parece que esta "Batman" pierde por completo si se compara con la excelente puesta en escena de "Batman vuelve", una obra maestra desde el aspecto visual, que está a años luz de ésta; pero desde luego me parece mucho más acertada si se la compara con cualquiera de las otras versiones que se hicieron después (y sí, me estoy refiriendo también a las tan encumbradas de Christopher Nolan más actuales, aunque bueno, eso va en función de los gustos de cada uno). Quizás lo que más se demande al visionar el film, es que a pesar de llevar el nombre de Tim Burton en la dirección, no se nota mucho ese toque característico que éste le ha imprimido a una gran parte de sus films, lo cual me da la sensación de que Burton no contó con su libertad característica para inundar el aspecto visual con una puesta en escena propia de su estilo; por otra parte era de esperar que los productores no se lo permitiesen, ya que se trataba de un director más o menos novel (sólo había tenido un éxito, "Bitelchus" y éste era un proyecto muy distinto a lo que "Batman" suponía).

La sensual fotógrafa Vicky Vale (Kim Basinger)

Jack Napier se acaba convirtiendo en Joker
No obstante sí que en ciertas ocasiones se puede intuir algo del ese toque burtoniano, por ejemplo en la concepción del personaje de Bruce Wayne (Michael Keaton), como un tipo solitario y algo sombrío, mejor personificado también, en mi opinión, en la secuela. Eso sí, si hay alguien que se roba la película, ése es sin lugar a dudas, Jack Nicholson. "Batman" es el más claro ejemplo de la presencia de un villano que eclipsa por completo a todos los protagonistas, convirtiéndose con diferencia en el personaje más carismático, y además abarca el mayor porcentaje de metraje del film. Me estoy refiriendo al del Joker, ese mortífero enemigo tan mítico de Batman, ese siniestro payaso de pronunciada sonrisa, que para mí, supone uno de los más vistosos y geniales personajes encarnados por este magnífico maestro de la interpretación que es el señor Nicholson. 

''Hay que ver cómo se acalora nuestro amigo''

Joker se convierte en toda una estrella mediática
El resto del elenco actoral, no es que sea de ínfima categoría, pero por supueso se quedan a la sombra de la portentosa actuación de Nicholson. Una cosa que ha sido muy criticada, para mal, es que se le atribuyese a alguien como Michael Keaton, el papel de Bruce Wayne; y en cierto sentido, sus detractores tienen parte de razón. Keaton no es alguien que diese el pego precisamente con la mítica imagen del original Bruce Wayne, un tío robusto y musculoso; no obstante he de decir que como fue el primer Batman que conocí en mi vida y sobre todo, viendo a otros posteriores encarnar a dicho personake, tengo que reconocer que para mí Keaton es el mejor de todos lo que se han ocultado tras la máscara del hombre murciélago, vamos, no ofrece una interpetación memorable (como sí hizo en "Bitelchus"), pero es correcta sin más. La que en mi opinión más pierde es la heroina, Kim Basinger. 

Batman salva a Vicky

Bruce Wayne recuerda que Jack Napier fue el asesino de sus padres
Vale que era muy mona y muy sexy, pero a mí, personalmente nunca me gustó demasiado como actriz (es más me parece que ha ganado uno de los Oscar más injustos de la Historia) y en esta ocasión está muy en su línea, aportando unas ciertas dosis de leve y cándido erotismo (recordemos que venía de protagonizar "Nueve semanas y media"), pero por lo demás la chica no puede ser más rancia y sosa. Aunque lo que no se puede negar es que la muchacha sirvió a la perfección como reclamo publicitario, lo que seguramente arrastrase a una cantidad considerable de varones a los cines para presenciar sus curvas. A destacar también en el reparto, figuras míticas de la interpretación como Jack Palance o Michael Gough (habitual cara de producciones de la Hammer, las cuales Burton adoraba). El resultado, viéndola hoy en día, me parece un tanto regulero. Visualmente la peli mola (aunque no tanto como seguramente hubiese molado si Burton hubiese aplicado su estilo al cien por cien) y para pasar el rato es idónea. Pero no a mí nunca me fascinó, me parece que podría haber sido un film muy mejorable en muchos aspectos, sobre todo en lo referido al tratamiento de la historia. 

''BANG''

La película siempre pega excelentes subidones con las apariciones del Joker, aunque cuando este personaje está exhento de la escena, pues el tema se torna bastante menos interesante; véase la nula eficacia de la semi-relación amorosa entre Basinger y Keaton. En mi opinión fue indudablemente superada, en todo, por su apoteósica segunda parte. Aunque también hay que señalar que la película se convirtió en un bombazo en taquilla y es que con un presupuesto de 35 millones de dólares, recaudó sólo en Estados Unidos más de 250 millones; vamos, uno de los mayores pelotazos de la década y lo que acabó por propiciarle a Tim Burton el empujón a lo más alto del estrellato. 

Batman vs. Joker

*MI MOMENTO FAVORITO: ese carnavalesco desfile que protagoniza el Joker (Jack Nicholson) por las calles de Gotham. 

Ponga un Joker en su vida y será más divertida...

2 comentarios:

  1. Es muy buena la versión de Tim Burton de 1989 del famoso personaje Batman es de las mejores películas que han sacado de este personaje, muy buena historia, buena ambientación y es una excelente adaptación de los comics; muy recomendable para todos los fanáticos de este personaje.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tu opinión, un saludo muy grande...

    ResponderEliminar